Princesas "it": Pauline Ducruet, tras los pasos de Charlotte Casiraghi

La hija de Estefanía de Mónaco acaba de convertirse en la cara de una firma de cosméticos, un camino en la moda que ya había iniciado su prima

14 de octubre de 2014  • 19:28

Ambas son dignas herederas de la belleza de la dinastía Gimaldi. Charlotte y su prima Pauline lo llevan en su ADN. Y si la hija de la Princesa Carolina acapara todos los flashes en cada una de sus apariciones públicas, parece que la hija de Estefanía no se quiere quedar a la zaga y decidió tomar un camino paralelo al de su prima, probando suerte en el mundo de la cosmética.

Así, la joven princesa, que este año cumplió 20 años, acaba de ser elegida como imagen de la firma de belleza Lancaster, aunque por el momento sólo en los países asiáticos, donde será el rostro de su producto 365 Anti Dark Spot. Pauline se ubica así tras los pasos de Charlotte, que ya deslumbra como embajadora de la firma Gucci, tanto de la línea de moda como de su primera línea cosmética.

"Es un honor representar a Lancaster. Desde que era una niña, siempre he oído hablar de la marca como una firma prestigiosa y estoy muy orgullosa de haber sido elegida como su nueva embajadora", afirmó Pauline. La relación de la firma con el Principado viene de lejos. De hecho, Lancaster se fundó en Mónaco en 1946 y la marca llegó a ser nombrada Proveedora Oficial de la Princesa Grace de Mónaco, en los años 70. Lanzaron incluso su línea Princière (la línea de la princesa), en su honor. Ahora, la relación se prolonga en la figura de Pauline Ducruet.