Suscriptor digital

González Nieves: "Éste es un capítulo nuevo de la historia de la Iglesia"

El arzobispo de San Juan, Puerto Rico, y padre sinodal dijo que es "muy necesaria" una pastoral para las personas homosexuales; calificó de "refrescante" el borrador del sínodo
Elisabetta Piqué
(0)
16 de octubre de 2014  

Roberto González Nieves, arzobispo de San Juan, Puerto Rico, y uno de los 191 padres sinodales reunidos en el Vaticano en la asamblea extraordinaria que debate sobre los desafíos de la familia, no tiene dudas: "Estamos en un nuevo capítulo de la historia de la Iglesia".

En un alto del trabajo de uno de los dos círculos menores de habla hispana, González Nieves, de 64 años, definió en una entrevista con LA NACION como "refrescantes" el tono y el lenguaje de la Relatio post disceptationem, el borrador que tanto revuelo provocó en la Iglesia por contener una inédita apertura hacia los gays y las parejas de hecho. Al respecto, dijo que es "muy necesaria" una pastoral de la Iglesia hacia las personas homosexuales y dio a entender que es muy probable que sea eliminada la frase clave escrita en el párrafo 50 del borrador ("las personas homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana") del documento final. "Pero habrá otras frases que también traten de expresar la doctrina de la misericordia", aseguró.

Nacido en Estados Unidos de la diáspora puertorriqueña, González Nieves, franciscano, comenzó a servir en una iglesia del Bronx, en Nueva York. A los 38 años fue designado por Juan Pablo II obispo auxiliar de Boston, donde fue una figura muy popular entre los hispanos de esa ciudad. Luego de ser también obispo de Corpus Christi, Texas, desde 1999 es arzobispo de San Juan y presidente del episcopado de Puerto Rico.

-Ha habido reacciones bastante adversas al informe posterior al debate de parte de un sector conservador. ¿Piensa que va a haber una marcha atrás en cuanto a la apertura que allí hay a las personas homosexuales?

-Creo que se logrará un nuevo equilibrio, en una pastoral que es muy necesaria hoy en día de parte de la Iglesia hacia los hombres y mujeres homosexuales. Es una pastoral muy necesaria. Además, el tema fundamental y más importante es garantizar la visión de familia y matrimonio que puedan rellenar un vacío que se ha creado en un mundo secularizado. De tal manera que lo que por miles y miles de años ha sido una concepción antropológica del ser humano se pueda revitalizar, porque, como dicen los documentos de la Iglesia, el futuro de la humanidad pasa a través de la familia.

-¿Qué es lo que más lo sorprendió al escuchar la Relatio? ¿El lenguaje, el tono?

-Me parecieron un lenguaje y un tono refrescantes, de diálogo con el mundo contemporáneo, con expresiones de caminar, acompañar a nuestra gente, desde donde se encuentra. En primer lugar, el documento resume el contenido de las intervenciones de la semana pasada, unas 170 intervenciones. Veo en la Relatio un buen resumen de lo que sucedió y un lenguaje de apertura, de diálogo, de compasión.

-¿Cree que este lenguaje va a subsistir en el documento final? ¿Esa frase clave sobre los homosexuales va a desaparecer?

-Espero que el documento se pueda enriquecer; algunas frases quizás dejen de formar parte del texto presentado, pero habrá otras que también tratarán de expresar la doctrina de la misericordia, que ha sido el acento principal del mensaje del papa Francisco, la importancia de la doctrina de la misericordia. Porque hemos hablado mucho de los tiempos de la gente del Señor de la misericordia, pero ahora se ha dado un enfoque doctrinal más sólido. Y en nuestros tiempos, con tantas heridas que viven tantas personas, en situaciones económicas, psicológicas, espirituales difíciles, tantas crisis, tanto dolor que lleva el ser humano en su corazón, la palabra de la misericordia es una palabra que sana, que reconcilia y que al final del día llena de alegría el corazón.

-Antes de que empezara el sínodo se sabía que iba a haber una "batalla" entre reformistas y conservadores por la readmisión a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar. Después de la Relatio parece que la batalla es en torno de los homosexuales y las parejas que conviven. ¿Es así?

-Obviamente en los medios de comunicación ha habido un cambio. Pero ad intra, en el contexto del sínodo, éste sigue su propio rumbo y ve en estos dos temas áreas importantes para la pastoral, pero también otras. El documento final pienso yo que será íntegro y completo, en el sentido de que tendrá que atender una variedad de temas de urgencia para fortalecer la familia y que crezca nuestro amor por la familia y el matrimonio natural.

-Sabemos que ahora no va a haber decisiones, sino después de un segundo sínodo, el año próximo. ¿Usted espera apertura, por ejemplo, en la cuestión de los divorciados vueltos a casar?

-En cuanto a ese tema yo me pregunto: si los invitamos a una comunión espiritual profunda, de intimidad con el Señor, pues ¿por qué no a una comunión plena eucarística? Es un tema sobre el que hay diferentes opiniones, pero que se debe estudiar con más profundidad.

-¿Lo sorprendieron las críticas muy duras que hubo en contra de la Relatio post disceptationem de parte de obispos y cardenales del ala conservadora?

-Me han causado cierto asombro, pero el Papa nos pidió que fuéramos libres en los diálogos y humildes para escuchar. Entonces me parece que estamos en un nuevo capítulo de la historia de la Iglesia y sobre todo esa historia que tiene que ver con un diálogo de corazón a corazón, con el vicario de Cristo, con el sucesor de San Pedro. Me parece que eso es bien importante, con tal que sea con respeto y caridad, la espontaneidad, las críticas deben ser constructivas. Y finalmente es importante que todos continuemos en oración, pidiéndole al Espíritu Santo que acompañe a la Iglesia en este discernimiento.

Referente latino y franciscano

Roberto González Nieves

Arzobispo de San Juan, Puerto rico

Edad: 64 años

Origen: Estados Unidos

Franciscano, González Nieves comenzó su carrera de sacerdote en el Bronx, Nueva York. Fue obispo auxiliar de Boston a los 38 años y luego obispo de Corpus Christi, en Texas. Desde 1999 se encuentra a cargo de la Diócesis de San Juan, Puerto Rico, donde preside el Episcopado.

Se acerca el final del sínodo

ROMA (De nuestra corresponsal).- Comienza a bajar el telón sobre el primer sínodo de Francisco y todo indica que los padres sinodales hicieron varios cambios en el borrador presentado el lunes que fue atacado duramente por sectores conservadores por su apertura hacia los homosexuales y las parejas de hecho. "Estamos haciendo enmiendas en todos los capítulos", dijo el cardenal español Lluis Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, en la conferencia de prensa cotidiana en el Vaticano. Pasado mañana por la tarde los 191 padres sinodales votarán el documento final. Si consiguen una mayoría de dos tercios -como se espera-, éste será luego presentado al Papa antes de ser enviado a las iglesias de todo el mundo.

.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?