Suscriptor digital

Designan a un gendarme retirado como secretario de Seguridad de Santa Fe

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
Gerardo Chaumont reemplazará desde el lunes a Matías Drivet; sus desafíos serán bajar el nivel de violencia urbana y luchar contra el narcotráfico
(0)
18 de octubre de 2014  

Con el registro de asesinatos en aumento, el gobierno de Santa Fe tomó una decisión fuerte: designó como secretario de Seguridad al comandante general (R) Gerardo Chaumont, con importantes antecedentes en la Gendarmería y en el sistema de estabilización policial que la ONU realiza en zonas de desastre. Fue el hombre que tuvo que ponerse al frente de la policía de Haití el día después del terremoto de 2010.

Chaumont reemplazará desde el próximo lunes a Matías Drivet y se ocupará de la parte operativa de la seguridad en Santa Fe, bajo la órbita del ministro Raúl Lamberto.

Fue el gobernador Antonio Bonfatti quien llamó al ex subdirector nacional de Gendarmería hace tres semanas para invitarlo a aportar sus conocimientos en un momento grave en la provincia.

Quienes conocen el pensamiento íntimo de Chaumont afirman que sus primeros pasos se enfocarán en darle visibilidad a la policía santafecina, consolidar un mapa del delito para distribuir esfuerzos de prevención, armar un estado mayor de esa fuerza y dirigir la investigación sobre los grupos más violentos de venta de droga.

Aquellos que conversaron con él señalaron, además, que no prometerá soluciones mágicas, pero que buscará hacer notar una mayor presencia policial en las calles.

El nombramiento de Chaumont, se cree, será apoyado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Ya habló con la ministra Cecilia Rodríguez, con el concreto pedido de que se sostenga en Rosario la presencia de las fuerzas federales que llegaron en abril pasado.

Entre los funcionarios habrá muy buena sintonía, aseguran quienes conocen a los de uno y otro lado.

Más allá de su pasado y experiencia como gendarme, la presencia de su antigua fuerza en el terreno es considerada por Chaumont como un apoyo a la población, pero su trabajo tendrá como referencia central a la Policía de Santa Fe, una fuerza cuestionada, con ex jefes procesados, a la que intentará dotar de un mayor orgullo para que los policías locales demuestren por sí mismos que no todos están vinculados con el delito.

Según se anticipó, una vez puesto en el cargo el gendarme retirado hará una convocatoria a policías retirados para que cumplan tareas administrativas y así contar con más efectivos en las calles.

Chaumont pasó a retiro en la Gendarmería nacional en 2004, con el cargo de subdirector nacional. A partir de entonces, tuvo mucha participación en misiones de paz de la ONU. En las más complicadas, con la tarea de formar los cuerpos policiales en zonas de guerras o desastres. Se hizo cargo a pedido de la ONU de la policía de Haití cuando más de 250.000 cadáveres estaban bajo los escombros de Puerto Príncipe y el caos era absoluto allí.

También organizó la policía de Chad, en el continente africano y tuvo a su cargo la jefatura de las misiones de seguridad de la ONU en Congo y Costa de Marfil.

En la Argentina encabezó la fuerza de gendarmes que tomaron el control de Fuerte Apache en 2003.

"Los pergaminos no importan cuando hay que hacer el trabajo diario", le comentó a uno de sus interlocutores en los últimos días.

Santa Fe ya había iniciado un proceso de reforma en el área de seguridad, tanto en el armado policial, como en la búsqueda de nuevos sistemas procesales. Así se espera contar en esa provincia con un policía judicial y un cuerpo de acción táctica.

Chaumont, se estima, se ocupará más de la situación operativa. Otros gendarmes retirados con mucha experiencia lo acompañarán.

Santa Fe llegó esta semana a uno de los puntos más altos de homicidios, con 117 casos registrados en su capital, una cifra récord. Y en Rosario se contabilizan otras 200 muertes. Las tasas de asesinatos en esas ciudades son las más elevadas en la Argentina. Y el gobierno santafecino decidió jugar una carta fuerte para contener esa situación.

Con la colaboración de José E. Bordón desde Santa Fe

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?