Fiesta completa: Central gozó con la trilogía clásica

Le ganó a Newell's (2-0) por tercera vez consecutiva; Russo potenció su paternidad como DT y hasta Abreu filmó los festejos
Pablo Casazza
(0)
20 de octubre de 2014  

ROSARIO.- Uno, dos y tres. Rosario Central, sus jugadores y su gente festejan ya no un clásico, sino una trilogía que es fisonómicamente histórica. Desde su regreso a primera división, el canalla se llevó los tres clásicos en fila, dos en Arroyito y uno en el Parque Independencia y su felicidad parece no tener fin. Justo por donde se lo mire, la victoria ante Newell's por 2-0 le devuelve el ánimo que no era el mejor tras algunos tropezones en el campeonato. Un triunfo que llenó todos los casilleros que entrega el formulario de inscripción en un derby de esta magnitud: en lo físico, casi como una aplanadora; en lo anímico, sosteniendo la intensidad de principio a fin y sabiéndose ganador siempre. En los bancos, al acertar el planteo; en lo futbolístico, tal vez sin tanta superioridad, pero sabiendo el camino por el que llegar a lastimar sin tantos prolegómenos.

Los tres últimos clásicos fueron un calco en cuanto a la propuesta de Miguel Ángel Russo, el entrenador que se llevó gran parte del botín y que nunca cayó ante Newell's en nueve partidos al frente de Central. Un plan y tres victorias sin discusiones podría ser el título de una película que tiene muchos héroes. La idea se basó en un esquema de marcas personales, a tal punto que Pablo Becker, la joyita auriazul, corrió y marcó a Cristián Díaz, un lateral derecho que desbordó en la intrascendencia. Ésa fue una de las fotografías de la tarde.

Newell's falló en todos los aspectos. En un torneo en el que ya había mostrado serias falencias defensivas, ayer tocó fondo. Una pálida imagen paseó por Arroyito, sin reacción y rebeldía.

¿Será para los rojinegros el momento de hacer el duelo por la partida de Gerardo Martino tras un proceso único y ganador del que ya no queda nada? Ayer Newell's evidenció una cara que nunca había entregado: sus referentes e ídolos estuvieron lejos de aquello que les enorgullece mostrar. Lucas Bernardi, ya decididamente en el final de su carrera; Maxi Rodríguez e Ignacio Scocco también se embriagaron de intrascendencia.

El partido, como se dijo, se jugó al compás del local. Entregó la pelota y la geografía a cambio de intensidad en la marca y la concentración. El visitante se encontró en una telaraña que no supo desmontar. Damián Musto y Nery Domínguez se convirtieron en los patrones de la presión y el quite. En medio de la monotonía. Central sabía cuáles eran los caminos para lastimar. El pelotazo a Abreu, alguna escapada por los laterales y los centros al corazón del área. Primero merodeó forzando dos tiros libres por la alta presión de los volantes. Luego, en la primera que tuvo, aplicó la fórmula que todos conocían y la canjeó por gol. Pelotazo a Abreu, apertura a Ferrari y centro para que el especialista Niell, lesionado, entrara solo, sin marcas, por el centro del área y desviara con la frente la pelota para hacer explotar el Gigante.

Minutos después, otra intervención de Ferrari, un centro peligroso que apenas pudo despejar Ustari, ante la inminencia de Abreu, y la ubicación precisa y sin marcas en la medialuna de Nery Domínguez, para marcar de zurda el segundo. Éxtasis total.

Sólo el conformismo de un equipo endeble como Central no supo hacer de este resultado un baile y una goleada histórica. Se quedó con seguir metiendo, dejando en cada pelota las ganas de quedarse con el clásico. La fiesta siguió en el corazón de la gente, mirando al Loco Abreu filmar con su camarita una felicidad que los envuelve a todos.

El especialista

Los números de Russo

Miguel Ángel Russo agigantó su historia como DT de Central, ya que es el primero en ganar tres clásicos seguidos. Encima, el entrenador está invicto ante Newell’s, con 5 victorias y 4 empates.

Incidentes

En el estadio de Newell’s

Hinchas de Newell’s, enojados por la derrota, rompieron y rayaron autos de los jugadores rojinegros en el Parque Independencia. Y otro grupo fue a la casa del presidente Lorente a pedirle explicaciones.

Loustau, destacado

Un muy buen arbitraje

Nunca es fácil dirigir un clásico, pero Patricio Loustau lo hizo muy bien. Acertó en las amarillas, en cobrar fuera del área la falta de López a Abreu y en las expulsiones de Scocco y Leandro Figueroa.

El "papel" del DT Raggio y una retirada en silencio

ROSARIO.– A los 22 minutos del segundo tiempo, Gustavo Raggio, DT de Newell’s, sorprendió con una modalidad para dar una indicación: le envió vía Lucas Hoyos un papel con directivas tácticas a Oscar Ustari; luego del arquero, el papel pasó por manos de Víctor López y de Lucas Bernardi. Finalmente, el árbitro Loustau obligó a tirarlo fuera del campo. Una verdadera rareza. Todo Newell’s se retiró del vestuario visitante sin hacer declaraciones. El grupo quedó golpeado y hay quienes aseguran que empezaron los rumores sobre la posibilidad de que Raggio dé un paso al costado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?