Metrobus Sur: desmantelan dos estaciones para construir un centro de transbordo

Se trata de Sáenz y Pompeya, un punto de conexión con el conurbano
Mauricio Giambartolomei
(0)
25 de octubre de 2014  

Los paradores de las estaciones Pompeya y Sáenz del Metrobus Sur ya comenzaron a ser desmantelados como parte de las obras que está realizando el gobierno porteño en Nueva Pompeya para construir el Centro de Transbordo Sáenz.

El objetivo del proyecto es ordenar el tránsito y conectar a los pasajeros que viajan a diario en las 15 líneas de colectivos que podrán utilizar la traza, tras la ampliación de los carriles exclusivos con la futura estación de la línea H de subte y, en una segunda etapa, con el ferrocarril Belgrano Sur.

Las estaciones cuyas bases de hormigón están siendo demolidas fueron inauguradas en agosto de 2013. Fueron construidas por la empresa Bricons, la misma que hoy se encarga de desmantelarlas y realizar la totalidad de la obra que se extenderá por la avenida Sáenz entre La Plata y Del Barco Centenera, adjudicada en una licitación pública por un monto cercano a los $ 40.000.000.

Una docena de obreros trabajaban, ayer por la mañana, en el desmantelamiento de los dos paradores. En la estación Pompeya -a la altura de la calle Esquiú- sólo le habían retirado la cartelería y las butacas. Sáenz, en tanto, ya fue desmontada. Sólo quedan algunos hierros que formaban parte del esqueleto del refugio.

Cuando presentó el proyecto, la subsecretaría de Transporte porteño informó que las estructuras y todos los elementos que puedan ser reutilizados de las estaciones Pompeya y Sáenz se usarán en el montaje del Metrobus San Martín. Se espera que el 80% de las columnas, cubiertas, luminarias y butacas estén en condiciones de ser recicladas para la mencionada obra que se encuentra en proceso de licitación. Los primeros días de octubre se lanzó la convocatoria a través del Boletín Oficial por un presupuesto final de $ 72.947.785,35.

A través de Puente Alsina, la avenida Sáenz conecta Pompeya con Valentín Alsina, en el partido bonaerense de Lanús. Se estima que allí circulan por día 35.000 vehículos particulares, 20 líneas de colectivo, lo que hace un estimado de 350.000 personas.

El Metrobus Sur es utilizado sólo por cuatro líneas: la 91, 115, 128 y 160. Cuando culmine la obra, habrá dos carriles por mano en los que circularán otras 15 líneas, catorce de las cuales tendrán parada dentro del Centro de Transbordo (9, 15, 28, 31, 32, 75, 85, 91, 112, 115, 128, 160, 165 y 188). Las restantes cinco recorrerán sólo un tramo, pero no tendrán parada dentro.

Los trabajos comenzaron hace varias semanas con la ampliación de las calles que les ganaron espacio a las veredas y provocó la sorpresa en muchos comerciantes de la zona. Algunos de ellos, organizados en grupos, se manifestaron por considerar que la nueva obra los perjudicaría económicamente.

Por la decisión de demoler las estaciones que habían sido inauguradas un año antes, el gobierno recibió críticas de los legisladores de la oposición. "Estas irregularidades suceden porque los temas relacionados con el Metrobus no pasan por la Legislatura. Estamos costeando un gasto doble", dijo el diputado del MST Alejandro Bodart. Su colega de Confianza Pública, Cristina García, agregó: "Hicieron lo mismo con un bulevar muy lindo que habían construido en la avenida Cabildo, al que ahora van a sacar también para hacer una obra del Metrobus. Es que en el gobierno hay gran improvisación".

Hace unas semanas, cuando se presentó el proyecto, el subsecretario de Transporte Porteño, Guillermo Dietrich, explicó: "Al pensar el Metrobus Sur le dimos prioridad a una obra que beneficiaría a miles de personas a riesgo de tener que modificarla cuando terminase de definirse la traza de la línea H. Fue una cuestión de prioridades".

Informe Valeria Musse

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?