Mariano Rajoy, por los escándalos de corrupción del PP: "Pido perdón a todos los españoles"

El presidente pidió disculpas "por haber situado en puestos de responsabilidad a quienes no eran dignos para ello" y dijo compartir con la sociedad "la indignación y el hartazgo"
(0)
28 de octubre de 2014  • 13:05

MADRID.- El presidente de España, Mariano Rajoy , pidió disculpas hoy a todos los españoles en el Senado por los casos de corrupción que afectan a su partido, al día siguiente de que varios funcionarios regionales del Partido Popular (PP) fueran detenidos en un megaoperativo por un caso de cobro de comisiones ilegales, y mientras el ex secretario general del PP declaraba ante el juez por una supuesta "caja b" de la formación conservadora.

"Pido perdón en nombre del PP a todos los españoles por haber situado en puestos de responsabilidad a quienes no eran dignos para ello", dijo el jefe del Ejecutivo en la Cámara Alta.

Rajoy dijo además que comparte "la indignación y el hartazgo" de los ciudadanos "ante la acumulación de casos de corrupción", en una declaración que leyó antes de responder a la pregunta de la portavoz del PSOE, María Chivite.

"No sólo me toca condenar estos hechos, sino actuar para impedirlos", agregó, antes de enumerar las medidas que su Gobierno ha adoptado para luchar contra la corrupción, como el delito de tráfico de influencias.

El presidente ha pedido a los españoles que confíen en el Estado de Derecho porque los nuevos casos de corrupción se han desvelado porque la justicia y las instituciones "funcionan". En ese sentido, agregó que el gobierno está dispuesto a aprobar sólo con los votos del PP las medidas anticorrupción que está negociando con la oposición, el estatuto del alto cargo y la ley de control de actividad financiera de los partidos.

"Si es con el acuerdo de la oposición mejor, si no, sacaremos estas medidas con los votos del PP", subrayó.

El último golpe al PP

El PP se vio envuelto en un nuevo caso de corrupción ayer, al destaparse una trama que presuntamente adjudicaba servicios y obras públicas en ayuntamientos y gobiernos regionales a cambio de comisiones ilegales.

La "Operación Púnica" terminó con 51 detenidos entre los que hay alcaldes, dirigentes locales y regionales y funcionarios públicos. La mayoría de ellos son del partido gobernante, entre los que se destacó Francisco Granados, uno de los hombres fuertes del gobierno regional de Madrid durante el mandato de Esperanza Aguirre.

El presidente ha enfatizado que en la Operación Púnica no hay financiación irregular, sino que "parece que responde a la codicia personal" de los implicados "y no a las organizaciones políticas que representan". "Esos comportamientos extienden una sospecha generalizada -agregó el mandatario- pero esa mancha ensucia injustamente la imagen y la reputación de la mayoría de las gentes de los partidos". Además, ratificó que las personas del PP detenidas en el marco de la operación "serán expulsadas".

Otros casos

El escándalo de ayer se sumó a un listado con miles de causas judiciales abiertas, cientos de imputados y millones de euros defraudados en un país en el que, según un informe de la Comisión Europea, el 95 por ciento de los ciudadanos piensa que la corrupción está extendida.

Solo en las últimas semanas, los casos de las tarjetas de crédito opacas utilizadas por la cúpula de las entidades financieras Caja Madrid y Bankia, o el de la presunta "contabilidad B" del Partido Popular saltaron a las portadas de la prensa.

Hoy mismo, el ex ministro Ángel Acebes (PP) fue increpado por un grupo de ciudadanos al grito de "chorizo" (ladrón) y "sinvergüenza" tras declarar ante el juez en la Audiencia Nacional de Madrid por el llamado "caso Gürtel", que a principios de 2012 puso contra las cuerdas al gobierno de Rajoy.

Y ayer, el ex ministro y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato fue expulsado del PP por su imputación en el caso de las tarjetas de crédito no declaradas.

Agencia DPA y diario El País

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?