Murió Enrique Olivera, presidente del Jockey Club

El ex jefe de gobierno porteño falleció esta mañana; sus restos serán velados en la Legislatura
(0)
4 de noviembre de 2014  • 12:47

Murió esta mañana, a los 74 años, como consecuencia de una larga enfermedad, Enrique Olivera, presidente del Jockey Club y dirigente político y empresarial.

Hombre de una vasta trayectoria en la vida política argentina, Olivera empezó en el sector empresarial a los 17 años en Fiat, automotriz en la que se desempeñó hasta los 40 y de la que llegó a ser presidente de la división Tractores.

Se recibió como abogado en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y, luego de un posgrado en la universidad de Harvard, dedicó su carrera a la economía y a las finanzas. Fue presidente del Banco Francés, cargo al que renunció en 1986 por pedido del entonces presidente Raúl Alfonsín , que lo convocó a liderar el directorio de Empresas Públicas, un ente que reunía a las firmas del Estado. Desde entonces entregó su vida a la política: fue secretario de Turismo, diputado nacional por la Capital Federal, presidente de la Cámara de Legisladores de la Ciudad de Buenos Aires y vicejefe de gobierno porteño. En 1999, cuando Fernando de la Rúa renunció para asumir la presidencia de la Nación, Olivera ocupó el cargo de jefe de gobierno.

Tuvo cinco hijos: Soledad, Enrique, Milagros, Esteban y Mariana, que le dieron 15 nietos. Querido y valorado por todos los sectores en los que trabajó, que le reconocieron no sólo un fina inteligencia profesional, sino lealtad, generosidad y rectitud, se dio tiempo además para un exitoso paso por el mundo del rugby en su juventud: jugó durante 5 años como segundo inside de la primera división del Club Atlético San Isidro (CASI).

Sus restos serán velados hoy en la Legislatura porteña y sepultados mañana en el Cementerio de la Recoleta.

La nota fue cerrada a comentarios por la sensibilidad del tema.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?