Suscriptor digital

La indispensable labor de los escribanos

Mientras soportan una injusta comparación con la pasividad del Congreso, los representantes del notariado renovarán su campaña de asesoramiento gratuito
(0)
6 de noviembre de 2014  

Tanto en círculos políticos como en parte del periodismo se ha instalado una lamentable comparación entre la pasividad del Congreso de la Nación, en tanto mero refrendador de las iniciativas del Poder Ejecutivo, y la tan noble como necesaria profesión de los escribanos públicos. Es así como se viene hablando, desde hace varios años ya, del Poder Legislativo argentino como una suerte de "escribanía" de la Casa Rosada.

Quienes realizan tales manifestaciones incurren en una inaceptable desvalorización y denotan un profundo desconocimiento de la función notarial. En nuestro sistema romano germánico, el Estado inviste con la misión de dar fe pública de distintos actos al escribano, quien debe asesorar a los otorgantes, calificar, interpretar y traducir jurídicamente la voluntad de los requirentes y los hechos que ante él ocurran.

Como ha señalado el presidente del Consejo Federal del Notariado Argentino, Omar Fenoglio, en una carta a este diario, la intervención de los escribanos confiere a los actos seguridad jurídica, que es la base de la paz social.

Los notarios no sólo cumplen una función certificante, sino que ejercen un control de legalidad y brindan asesoramiento desde una posición objetiva y ecuánime, tendiente a la prevención de conflictos.

Desde estas columnas, hemos cuestionado muchas veces la delegación de facultades legislativas, propias del Congreso, en el Poder Ejecutivo. También hemos criticado el inusitado apresuramiento con que, en tiempos recientes, se han aprobado proyectos de leyes impulsados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, prácticamente a libro cerrado y hasta sin debate.

Pero equiparar semejante irresponsabilidad de los legisladores que controlan la mayoría parlamentaria con una supuesta liviandad a la hora de certificar documentos por parte de las escribanías resulta a todas luces injusto y descabellado.

En otras palabras, los escribanos están muy lejos de cumplir la función de un simple copista, como peyorativamente se estaría sugiriendo cuando se compara su tarea con la de los tristes "levantamanos" del oficialismo que ocupan bancas legislativas.

Este desagravio resulta oportuno en momentos en que los colegios de escribanos de todo el país se aprestan a llevar a cabo, por segundo año consecutivo a nivel nacional, la Jornada Federal de Asesoramiento Gratuito Escribanos en tu Ciudad, prevista para este sábado, entre las 9 y las 13, en 153 lugares de la Argentina.

En esta jornada, los escribanos de todo el país saldrán a la calle para asesorar al público en salones parroquiales, clubes de barrio, plazas y colegios, sobre distintos aspectos que hacen al cuidado del patrimonio familiar y acerca de distintos temas de su competencia. Entre ellos, cabe mencionar los trámites para la inscripción de una propiedad como bien de familia, la confección de poderes por los cuales se puede otorgar a otra persona la facultad de actuar en su nombre, las autorizaciones a menores de edad para viajar al exterior, los actos de autoprotección, los testamentos y el asesoramiento sobre el cuidado del patrimonio a las personas con capacidades especiales.

En la ciudad de Buenos Aires, a través de la campaña Cuidá lo Tuyo, iniciada en 2010 en el marco del Bicentenario, los escribanos vienen cumpliendo en forma ininterrumpida su compromiso de asesorar y orientar a la ciudadanía sobre el cuidado de su patrimonio y la función de los notarios; más de 20.000 vecinos de esta ciudad han recibido en forma presencial y online este servicio gratuito. La jornada de asesoramiento de pasado mañana se realizará en la sede del Colegio de Escribanos porteño, sito en la avenida Callao 1542, y en la del Archivo de Protocolos, ubicada en Alsina 2280. También se puede visitar la página web www.cuidalotuyo.org, donde se encontrará información útil sobre los temas mencionados.

Estos eventos demuestran el compromiso social que los escribanos están dispuestos a cumplir con toda la ciudadanía y, en particular, con aquellos sectores sociales más vulnerables, con el fin de dar una respuesta a la sociedad en defensa de los derechos esenciales de la población.

Se trata, por cierto, de un nuevo gesto, más que valorable, de los colegios de escribanos, además de una manera de estos profesionales de acercarse a la ciudadanía, que sirva para que se comprenda su verdadera misión, tan ligada a la protección de las personas y sus bienes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?