0

De principios y fines

Alejandro Cruz
0
16 de noviembre de 2014  

Este año, los bailarines Federico Fontán y Ramiro Cortez (foto) estrenaron su primera obra. La llamaron Los cuerpos. Ganó la Bienal de Arte Joven, viajó, se mandó muchas más funciones de las previstas, coqueteó con los aplausos. En la necesidad de seguir creando juntos mañana estrenan La corporación. Esta vez convocaron a 19 bailarines en un proceso que calienta motores ahora, pero que recién tendrá su estreno oficial el año próximo porque así son los procesos creativos: necesitan de pruebas, de ensayos, de tiempo para afianzarse. Claro que esa misma noche comienza la cuenta regresiva de cualquier espectáculo. En obras comerciales es el mercado el que define la fecha de la última función, pero en la escena alternativa determinar ese momento puede llegar a ser tan complejo y movilizante como una noche de estreno. Los talentos, de Walter Jakob y Agustín Mendilaharzu, se estrenó hace 5 años. Hizo festivales, fue, volvió, se tomó un descanso, recibió premios, se transformó en objeto de culto, volvió... Pero este miércoles se va, se despide, fue. "Estoy desesperado, ¿qué querés que te diga? -cuenta Mendilaharzu sobre la contracara de la noche de un estreno-. Recién se agotó la reserva para la última función y caí en la cuenta de que el número de gente que va a ver esa obra que me explica, representa y justifica ya tiene un límite."

La corporación

La Casona Iluminada, Corrientes 1979.

Mañana, a las 23.

Entradas agotadas para Los Talentos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.