Avidez por la cultura: Buenos Aires, una ciudad más viva que nunca

El fenómeno multitudinario de la Noche de los Museos es la cara visible de un entusiasmo de la gente por los consumos culturales; el interés se extiende también al teatro, los libros y los festivales
Silvina Premat
(0)
17 de noviembre de 2014  

Una vez más, la capital argentina fue ayer noticia por un hecho cultural. La 11a edición de la Noche de los Museos sacó a la calle, según los organizadores, a más de 850.000 personas. Es un fenómeno que, a pesar de la crisis, vuelve a poner en evidencia la tradición de consumo cultural de la ciudad de Buenos Aires, que la coloca, según el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, entre las ciudades "top" en ese aspecto.

"En cada parámetro cultural con que se mida, Buenos Aires está siempre arriba de todo", dijo Lombardi ayer a LA NACION. Para fundamentar sus afirmaciones, el funcionario mencionó datos que, dijo, provienen de distintas áreas del gobierno de la ciudad y están corroborados con las cámaras de los distintos sectores.

Cada fin de semana hay 300 salas de teatro -privadas y oficiales- funcionando con público. "La ciudad que más se acerca a este número es Londres, aunque no lo supera, como tampoco lo supera París ni Nueva York", dijo Lombardi.

Otro indicador del nivel cultural de la ciudad es la cantidad de librerías y de festivales culturales. Por cada ocho mil porteños hay una librería. "En esto somos líderes en América latina. La ciudad tiene tantas librerías como las que tiene toda la república de México", dijo el funcionario.

En cuanto a los festivales culturales que tengan al menos diez sedes, cinco años desde su creación y que sean gratuitos, Buenos Aires está segunda después de Edimburgo. Con veinte propuestas de ese tipo, la capital de Escocia es la ciudad con más festivales en el mundo. Buenos Aires tiene 16, entre los que se cuentan la Noche de los Museos, la Noche de las Librerías o los festivales del tango o del jazz.

La inversión en cultura es también un criterio decisivo. "Mientras la Unesco sugiere que las ciudades inviertan en cultura un 3% de su presupuesto, Buenos Aires invierte 2,98%", dijo Lombardi. Y agregó: "Pero todo esto no es sólo mérito nuestro. Hemos hecho mucho en estos años, pero hay que reconocer que desde la restauración de la democracia la inversión en cultura fue creciendo. Lo que hicimos fue tratar de continuar con lo que estaba bien, y mejorar y agregar cosas como los festivales, como, entre otros, el de matemáticas y el de circo".

Para Soledad Constantini, que como directora del departamento de literatura del Malba suele recorrer ferias y festivales en distintas partes del mundo, "Buenos Aires está a la par o mejor que otras ciudades, incluso europeas". En diálogo con LA NACION, Constantini señaló que en trece años el Malba trajo al país a unos 500 escritores, entre ellos cuatro premios Nobel.

"Es impresionante que estando tan lejos tengan tanto interés en venir a la Argentina. Y quedan fascinados con la ciudad y con el nivel cultural de su gente. No pueden creer lo que se lee acá y lo bien recibidos que son", dijo. Y también indicó otra diferencia con respecto a la respuesta del público. Cuando vienen al país autores de prestigio internacional asiste medio millar de personas y muchos quedan sin poder entrar. "Esto no sucede en Europa. Van 50 personas y lo consideran un éxito", dijo.

En la iniciativa puntual de la Noche de los Museos se duplicó en una década la cantidad de espacios que adhirieron. En su primera edición fueron menos de un centenar las instituciones que abrieron sus puertas en forma gratuita para quien quisiera atravesarla. Anteanoche eran 208.

La masiva concurrencia del público a los museos y otras instituciones "que generalmente están circunscriptos a algunos sectores determinados pone en evidencia la necesidad que tienen los ciudadanos de apropiarse de los espacios públicos". Así lo considera Juliana Burton, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la Unesco.

"Buenos Aires tiene realmente una actividad cultural impresionante y se ha posicionado muy fuertemente no sólo a nivel nacional, sino también regional", agregó Burton. La funcionaria del Ministerio de Educación de la Nación recordó que el tango, la expresión folklórica porteña por excelencia, fue aprobado por la Unesco como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Para Santiago Kovadloff, ensayista y escritor, "todas estas evidencias de celebración y goce de las ofertas culturales de Buenos Aires revierten la imagen de una ciudad expuesta exclusivamente al delito, a la inseguridad y a la angustia de vivir en los grandes centros urbanos. Son su contracara; la prueba de que en el conflicto no se agota el semblante de Buenos Aires, sino que, en este sentido, Buenos Aires es también una ciudad hospitalaria cuyo nombre sigue asociado a una tradición cultural que prácticamente se hunde en los orígenes de la ciudad".

Agudo observador también político, Kovadloff agregó que este fenómeno "significa que hay una propuesta de Buenos Aires como centro cultural que no ha terminado de ser quebrantada por la violencia ni por las crisis".

En el top de todos los indicadores

300

Salas de teatro

Funcionan con público semanalmente. Más que París, Londres y Nueva York

8000

Porteños por cada librería

La ciudad tiene tantas librerías como todo México

16

Festivales culturales

Es superada por Edimburgo, que tiene 20 festivales gratuitos con 10 sedes y 5 años desde su creación

2,98%

Es la inversión en cultura

Está muy cerca de la sugerencia de la Unesco de invertir el 3% del presupuesto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?