Suscriptor digital

El fin de un largo calvario: murió el empresario Omar Chabán

Estaba internado en estado crítico en el hospital Santojanni por un cáncer linfático avanzado; sus restos son velados en el Centro Islámico de la República Argentina, en el barrio de Boedo
(0)
18 de noviembre de 2014  

Ayer, a las 12.40, el empresario Omar Chabán murió en el hospital Santojanni. Estaba internado por un cáncer del sistema linfático conocido como linfoma de Hodgkin. Las autoridades del Ministerio de Salud porteño y el SAME confirmaron su deceso en terapia intensiva. Tenía 62 años.

Sus familiares y amigos informaron que sus restos serían velados en el Centro Islámico de la República Argentina, ubicado en la avenida San Juan 3053 de esta ciudad.

Músicos y productores lo consideraron uno de los principales difusores del rock de los años 80 y 90. Bandas como Sumo, Soda Stereo, Massacre y La Portuaria, entre muchas otras, dieron sus primeros shows en los locales de Chabán, desde Café Einstein hasta Cemento o Die Schule. Un incendio en República Cromagnon durante un recital de la banda Callejeros se convirtió en tragedia.

Esa madrugada de diciembre de 2004 fallecieron 194 personas y otras 1300 sufrieron heridas y quedaron con secuelas. En 2009, un tribunal oral condenó a Chabán a 20 años de prisión por el delito de estrago doloso. A los dos años, la Justicia modificó la condena a ocho años de prisión por considerar que el estrago había sido "culposo". Los familiares de las víctimas apelaron y se le confirmó la prisión de 10,9 años a cumplir en la cárcel de Marcos Paz. Durante su detención se le detectó el cáncer, que le provocó un deterioro generalizado de la salud. Llegó a pesar 50 kilos.

Por ese motivo, el año pasado, la Justicia le concedió prisión domiciliaria en su departamento de Montserrat, donde sólo estuvo algunos días. Pasó por varios centros de atención y en septiembre pasado quedó internado en estado crítico, alimentado por sonda, en el hospital Santojanni, del barrio de Liniers. Allí, recibió transfusiones y varias sesiones de quimioterapia. Ayer al mediodía se comunicó su muerte.

"Estaba muerto en vida. La sociedad pide condenar en la plaza a un culpable. Ahora, podrá descansar en paz", expresó ayer su amigo, el empresario musical Pablo Baldini. Lo definió como "un hacedor de cultura" y recordó que "hizo historia con el nacimiento de Soda, Sumo, Divididos y muchos más".

Por su parte, los familiares y sobrevivientes de la tragedia de Cromagnon manifestaron: "No nos alegra la muerte de Chabán porque nunca buscamos venganza".

"Si hubiésemos creído en el «ojo por ojo», no habríamos tenido justicia. Queríamos que fuera a la cárcel y lo logramos", dijo Silvia Bignami, mamá de Julián Rozengardt, uno de los jóvenes que murieron en el incendio. "Que su muerte nos sirva para reavivar el pedido de justicia para que nunca más nadie tenga que perder a sus hijos en manos de la negligencia y la corrupción", agregó.

Sin embargo, anoche un grupo de familiares de las víctimas fustigó a Aníbal Ibarra, jefe del Gobierno porteño cuando ocurrió la tragedia, al descubrirlo tomando un café en Corrientes y Gurruchaga. Debió protegerlo la policía para que el episodio no pasara a mayores.

Hasta ayer a la noche, las redes sociales concentraron las repercusiones de la noticia. Mientras algunos utilizaron ese medio para reprochar la conducta del empresario, artistas y periodistas que trabajaron con Chabán manifestaron su reconocimiento.

"Parece que se murió Chabán, uno de los pocos tipos que jamás me cagó las veces que trabajé con él. Ahora va a estar mejor. Chau Chabán", escribió el periodista Bobby Flores en su cuenta de Twitter.

"QEPD OMAR; te recordaremos con afecto aquellos que te conocimos", tuiteó Andrés Calamaro.

Pablo Lescano expresó: "Omar Chabán fue un loco sin prejuicios que le dio la oportunidad a Damas Gratis de tocar en una cokería llamada: CEMENTO!! cuando éramos nadie".

La actriz Verónica Llinás escribió: "Lamento mucho todo lo que pasó con Omar Chabán. Creo que, más allá de cualquier error que haya cometido, no merecía este destino".

Juanchi Baleiron, de Los Pericos, tuiteó: "Te sigo desde Cemento. Febrero de 1988", junto con una imagen del afiche de la presentación de la banda en Cemento.

Para Iván Noble, ex cantante de Los Caballeros de la Quema, "Chabán fue responsable. Ni hablar de los funcionarios. Pero los que fuimos parte del rock en los 90 contribuimos al Planeta de los Simios. Todos".

Y la cantante y compositora Erica García tuiteó: "Creo que ya lo podemos dejar en paz a Chabán que dejaré en mi memoria de Cemento. Ahora, ocúpense de los vivos que son peores".

Escenas de éxito y drama

Desde sus comienzos con los grupos de rock de vanguardia hasta el atroz final de Cromagnon

Omar Chabán tuvo un ojo exquisito para detectar talentos y ofrecerles un ámbito en el que expresarse. En Café Einstein, el primer espacio que montó, actuaron Sumo y los Twist cuando todavía eran desconocidos. Abajo (1) se lo ve con Roberto Pettinato y Luca Prodan. El incendio de Cromagnon (2), en el que murieron 194 chicos, marcó su fin.

Por la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a comentarios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?