El pago móvil busca su revancha para desplazar a la billetera tradicional

Tim Cook, CEO de Apple, durante la presentación de Apple Pay, un sistema de pago electrónico basado en el sensor biométrico de los últimos modelos del iPhone
Tim Cook, CEO de Apple, durante la presentación de Apple Pay, un sistema de pago electrónico basado en el sensor biométrico de los últimos modelos del iPhone Fuente: Reuters
Aprovechando el sensor biométrico de huellas dactilares de sus teléfonos y tabletas, Apple Pay logró atraer el interés de los comerciantes y podría favorecer el crecimiento de esta modalidad de transacciones entre sus competidores
Brian Chen
Mike Isaac
(0)
23 de noviembre de 2014  • 00:53

Durante años las compañías tecnológicas han soñado con un futuro en el que la gente deje de lado sus billeteras y pague por medio de sus teléfonos inteligentes. Y durante años eso no sucedió.

Pero Apple puede haber pescado algo.

En las tres semanas desde que la compañía lanzó Apple Pay, su primer intento de imponer una billetera móvil, algunos minoristas importantes están viendo una oleada de consumidores entusiasmados con el pago en la caja con sus iPhones.

E incluso algunos de los competidores de Apple, como Google y Softcard, dicen que Apple ha ayudado a crear una conciencia general de los pagos móviles, incluyendo el pago por sus servicios.

Whole Foods, la cadena de almacenes de alta gama, dijo que había procesado más de 150.000 transacciones de Apple Pay. McDonald's, que acepta Apple Pay en sus 14.000 bocas en Estados Unidos, dijo que Apple Pay representa el 50 por ciento de sus transacciones automatizadas. Y Walgreens, la cadena nacional de farmacias, dijo que sus pagos con billetera móvil se han duplicado desde que se lanzó Apple Pay.

"Con franqueza, mucho de esto tiene que ver con la fortaleza de la marca Apple y de la medida en que a los comerciantes y clientes les encanta lo fácil que es" dijo Denée Carrington, analista de Forrester Research. "No digo que está cambiando el panorama de la noche a la mañana. Pero esto nunca sucedió con otras billeteras móviles".

No todos los minoristas se entusiasmaron con la adopción inicial de Apple Pay. Toys "R" Us, que acepta Apple Pay en sus 870 tiendas, dijo que si bien el número de pagos móviles en sus bocas se incrementó luego del lanzamiento de Apple Pay, sigue habiendo relativamente pocos pagos móviles porque los clientes recién están aprendiendo a usar la nueva tecnología.

Apple Pay trae un fuerte viento de cola" dijo Michael Abbott, CEO de Softcard, una billetera móvil con respaldo de AT&T, T-Mobile y Verizon

Pero Softcard, Google y otras compañías que también ofrecen productos de billetera móvil, dicen que el ingreso de Apple puede ser bueno para todos los actores que ofrecen pagos móviles.

"Apple Pay trae un fuerte viento de cola" dijo Michael Abbott, CEO de Softcard, una billetera móvil con respaldo de AT&T, T-Mobile y Verizon.

Abbot dijo que gracias a Apple, muchas compañías ahora quieren apoyar la misma tecnología de pago por teléfono: la comunicación de campo cercano, que permite a los dispositivos intercambiar información en forma inalámbrica a muy cortas distancias. Esto ayudaría a que el pago con el teléfono inteligente resulte menos confuso para los compradores.

Desde que se lanzó Apple Pay, la aplicación de Softcard ha sido descargada más a menudo por nuevos clientes y usada con más frecuencia por los clientes, según Abbott.

La semana pasada Google dijo que su producto de pago móvil, Google Wallet, también había sido usado más luego del lanzamiento de Apple Pay.

"Es una marea en ascenso que hace subir todos los botes" dijo Abbott.

Apple Pay va a ser un éxito de crecimiento lento, dijo el analista de telecomunicaciones Jan Dawson, y señaló que sólo los últimos modelos del iPhone permiten utilizar este sistema de pago electrónico

Los pagos móviles rápidamente se están volviendo más populares, pero en general, el gasto a través de los teléfonos móviles es bajo. La firma de estudios de mercado Gartner estimó que en todo el mundo se han gastado US$ 235.400 millones por medio de pagos móviles en 2013, comparado con US$ 163.100 millones en 2012. Pero la cifra es mucho menor en América del Norte, donde los consumidores gastaron unos US$ 37.000 millones a través de transacciones móviles en 2013, comparado con US$ 24.000 millones el año anterior.

Jan Dawson una analista de telecomunicaciones de Jackdaw Research, dijo que la valla para Apple Pay es que sólo los últimos teléfonos de Apple, el iPhone 6 y 6 Plus, lo soportan. Además sigue habiendo muchos comerciantes estadounidenses que no soportan pagos móviles. Por lo que Apple Pay tardará varios años en convertirse algo masivo, dijo.

"Apple Pay va a ser un éxito de crecimiento lento" dijo Dawson. Hasta entonces, será más bien una novedad y algo que la mayoría de los consumidores usen ocasionalmente si es que alguna vez. Lo que de todos modos representa un avance enorme".

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?