En su centenario, la belleza del Rosedal de Palermo fue reconocida con un premio internacional

El paseo diseñado por Benito Carrasco recibió en 2012 la principal distinción que se entrega a los jardines de rosas; hoy colocarán la placa correspondiente; suma 8000 ejemplares de 93 especies
Ángeles Castro
(0)
25 de noviembre de 2014  

El Rosedal de Palermo obtuvo la distinción internacional más importante que se da a los jardines de rosas en reconocimiento de su belleza, su historia y su valor educativo. Si bien sucedió en 2012, hoy se colocará la placa que recuerda la obtención del importante reconocimiento. Se trata del Garden Excellence Award (Galardón Jardín de Excelencia), que anualmente entrega la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS, por sus siglas en inglés).

Otras dos placas serán colocadas hoy, en honor a la celebración de los 100 años de la inauguración del espectacular jardín de rosas situado en el corazón del parque Tres de Febrero.

Inaugurado el 24 de noviembre de 1914, fue diseñado por el ingeniero agrónomo Benito Carrasco, discípulo del naturalista francés Carlos Thays. El paisajista fue el director de la tesis con la que Carrasco se graduó, a los 23 años, como ingeniero agrónomo en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. Cuando Thays dejó la Dirección de Paseos de la entonces Municipalidad de Buenos Aires, en 1913, tras 22 años de gestión, Carrasco ocupó el cargo de su maestro y trabajó en gran medida bajo las directivas del célebre arquitecto francés.

En sus casi cuatro hectáreas de superficie, el Rosedal de Palermo cuenta con 8000 rosales de 93 especies diferentes distribuidos en un diseño netamente francés, clásico, simétrico y especular. En 2011 fue declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad por la Legislatura porteña.

Según información del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, en la conservación de los rosales trabaja un equipo de 16 personas, asesorado por la experta Valentina Casucci, que realiza semanalmente tareas de supervisión técnica de todos los rosales.

El cuidado incluye poda, fertilización, riego automático por goteo, raleo de flores marchitas y senescentes, control de malezas, fumigación contra plagas y enfermedades, perfilado de los canteros y senderos, distribución de granza, corte del césped y riego manual de taludes. El mantenimiento del paseo cuesta $ 500.000 mensuales.

Una vez al año se realiza en el Rosedal el Concurso Internacional de Rosas Nuevas de la Ciudad de Buenos Aires, en el que se premian los rosales enviados por obtentores (aquellos que cultivan nuevas variedades vegetales) de Alemania y Francia, principalmente.

CON IMPULSO

En 2012, por impulso de la Asociación Argentina de Rosicultura, el Rosedal compitió a su vez ante la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas, que integran 40 países. La postulación ocurriópocos años después del minuicioso trabajo de restaturación al que fue sometido el jardín por un grupo de expertos, entre los que figuran Sonia Berjman, Marcelo Magadán y Casucci. La nominación contó con el aval del Jardín Botánico de Buenos Aires y fue todo un éxito.

El tradicional paseo de 8000 ejemplares obtuvo el Garden Excellence Award y fue el primer jardín en América del Sur en obtener esta distinción a la belleza, la historia y el valor educativo.

Entre las 93 especies de rosas que alberga, las más comunes son la rosa sevillana, de color rojo brillante, la Johann Strauss, la Charles Aznavour y la Frederic Mistral (las tres, de tonalidades rosadas) y la Elina, de color amarillo claro.

Entre los rosales asoman bustos de escritores famosos a quienes se rinde homenaje en el Jardín de los Poetas: Dante Alighieri, Jorge Luis Borges, Antonio Machado, Federico García Lorca y Alfonsina Storni, entre otros.

El Rosedal de Palermo combina lo mejor de la naturaleza con el entretenimiento y la vida saludable, ya que cientos de personas asisten diariamente a él para disfrutar de una caminata, trotar, hacer gimnasia o andar en bicicleta, skate o rollers.

Hoy por la mañana, a dos años de la obtención del galardón internacional, funcionarios del gobierno porteño y representantes de la Asociación Argentina de Rosicultura finalmente descubrirán la placa que conmemora la premiación.

Otras dos recordarán el centenario de la inauguración del emblemático paseo; una, en nombre de la Legislatura porteña, y otra, en nombre de la Ciudad.

Un paseo con historia

8000

rosales

Son los dispuestos en el Rosedal de Palermo, que alberga 93 especies diferentes de rosas

100

años

Diseñado por Benito Carrasco, discípulo del paisajista y arquitecto francés Carlos Thays, el paseo fue inaugurado el 24 de noviembre de 1914

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?