Bailando por un sueño 2014: el regreso de "El Tirri", el debut del K-Pop y un nuevo cruce sobre la pista

El ritmo coreano que es furor en el mundo acaparó una velada en la que hubo sorpresas y hasta una nueva pelea
(0)
26 de noviembre de 2014  • 08:32

Lo primero que llamó la atención del público, durante la apertura de ShowMatch, fue la presencia de Luciano "El Tirri" , el primo de Marcelo Tinelli que pasó varios días internado tras sufrir una bronconeumonía y que reapareció anoche en la pista como un miembro más del staff.

Tras recibir la bienvenida por parte del dueño de casa y recibir algunas cargadas por el desempeño que tuvo durante su paso por el certamen, el ex miembro de Los Fabulosos Cadillacs tomó la palabra. "Ahora quiero hablar en serio. Estoy bien. Sé que a vos no te gusta mucho esto, pero te quería agradecer, Marcelo. Porque con todo lo que vos tenés en tu vida, te has dedicado en venir a visitarme, tanto vos como tus hijos. Te lo agradezco en público, sé que no te gusta, pero me hiciste muy feliz, estuviste cada minuto cuando lo necesitaba", apuntó con emoción. Luego, se retiró de la pista con la propuesta de "cerrar" el K-Pop, el ritmo que debutó anoche con un gran despliegue.

El ritmo que viene de Corea

Aunque Tinelli había prometido el desfile de al menos cuatro de las parejas que siguen en competencia, apenas Noelia Pompa y Facundo Mazzei alcanzaron a hacer su performance. Y eso porque, al tratarse de un estilo musical que quizás podría no resultar demasiado familiar para el público, el hombre de Bolívar dedicó gran parte de la noche a presentar a grupos de bailarines y cantantes que demostraron de qué se trata este ritmo oriundo de Oriente que es furor en el mundo.

Tras un desfile de chicos con coloridas vestimentas y muy estudiadas coreografías, la bicampeona del "Bailando por un sueño" en sus ediciones 2011 y 2012 fue la encargada de abrir la competencia. Sin embargo, los ojos no estuvieron puestos en ella, sino en su bailarín, que volvió sobre el tema del reto que sufrió por parte del jurado por llegar tarde a la sentencia en la noche del lunes.

Primero fue Nacha Guevara quien tomó la palabra, alertada de que el joven había deslizado que no podía reprocharle su llegada tarde cuando ella no había estado en el jurado ni los días jueves ni viernes debido a otros compromisos laborales. "Yo firmé un contrato para hacer lunes, martes y miércoles. Luego, por necesidades de programación, el programa se fue a los jueves y viernes. Mi contrato previo era con el teatro de jueves a domingo, eso lo sabían de entrada y todo el mundo estuvo de acuerdo con eso. Lamentablemente no pude venir esos días durante un largo período (...). Esa es la razón por la cual no estuve esos días, pero soy la persona que primero llega aquí y la última que se va", le aseveró la artista al conductor.

Mazzei recogió el guante y no dudó en contestarle: "Yo le aclaro a Nacha que en estos ocho años cumplí también, y vivo muy lejos. Así que estamos iguales. Sólo que ayer fallé. No me gustó la forma en que se dirigió la señora Guevara hacia mi persona". Noelia, entonces, se puso del lado de su partenaire y dijo no entender a qué se debía el conflicto. "¿Qué es lo que no entienden? El punto es que llegó tarde… Mirá, tengo 74 años, baby. No voy a cambiar ahora, si te gusta bien, sino también", disparó la jurado. "Yo no soy 'baby', mi nombre es Facundo. Yo te respeto, Nacha, y espero lo mismo de vos", retrucó el bailarín antes de dar por terminado el tema.

Tras el baile, la pareja cosechó muchos halagos y un muy buen puntaje (28, aunque falta saber el voto secreto de Guevara), y ya casi tiene un pie entre los seis finalistas del certamen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.