Suscriptor digital

La tinta electrónica, una alternativa para los relojes inteligentes

Los altos precios, el gran tamaño y la baja autonomía de la batería hicieron que varias empresas se decidieran por este sistema para meterse en el emergente mercado de la tecnología de vestir
(0)
27 de noviembre de 2014  • 00:51

El 2014 fue el año en que se estableció definitivamente el segmento de los relojes y bandas inteligentes. Prácticamente todas las empresas relacionadas con la tecnología (Apple, Huawei, Intel, LG, Motorola, Samsung o Sony, entre otras) han mostrado lo que ellas consideraban que era un reloj inteligente: pantallas táctiles, comandos de voz, podómetros y, como quien no quiere la cosa, la hora.

Si bien este mojón instauró definitivamente a las tecnologías de vestir como un mercado latente y redituable, también marcó cuáles son sus límites tecnológicos y estilísticos imposibles de soslayar, ya que la industria relojera está más cercana a la de la moda que a la meramente tecnológica. Estos límites son la duración de la batería, el diseño del dispositivo y, algo relacionado a las dos anteriores, el tamaño de las pantallas.

Con estos tres ejes en mente, algunas empresas tecnológicas comenzaron a desafiar las tendencias del mercado y decidieron recorrer un camino alternativo y, si se lo analiza someramente, el único que por ahora fue exitoso.

Esta semana Sony confirmó los rumores de que en 2015 lanzará su primer reloj inteligente con pantalla de tinta electrónica ( e-paper). Poco más se sabe, ya que todavía está en proceso de desarrollo, pero ciertamente fue confirmado por fuentes de la compañía, según informa Bloomberg. La empresa japonesa, que fue una de las primeras en ingresar al mercado de los relojes inteligentes en 2012, hoy parece cambiar de estrategia y apuntar a dispositivos con menor consumo electrónico y más flexibles, no sólo en cuanto a su hardware (el papel electrónico es un material que se puede doblar y acomodar a la muñeca) sino también en cuanto al software (con este nuevo dispositivo Sony no podría usar Android Wear, el sistema operativo de su último reloj inteligente).

Además, la tinta electrónica resolvería el problema de la duración de la batería y del diseño. Según informa Bloomberg, el flamante reloj tendrá una correa también recubierta de tinta electrónica, lo que permitiría usar toda la superficie visible del accesorio como pantalla, tanto para mostrar información como diferentes diseños de tramas o dibujos.

Sony no es pionero en el uso de la tinta electrónica en relojes. Algunos meses atrás, en Makuake (una suerte de Kickstarter japonés) se conoció el proyecto FES Watch, un reloj personalizable gracias a su pantalla y correa hecha a base de tinta electrónica. FES tiene un diseño bien discreto, similar al de un reloj de pulsera regular, pero que, gracias a su pantalla de e-paper flexible, puede cambiar su aspecto de 24 formas diferentes. No es, sin embargo, un reloj inteligente.

El FES ya recibió todo el apoyo financiero que necesitaba y, en la página de Makuake, aseguran que los primeros ejemplares serán enviados a partir de mayo de 2015.

Otra compañía que está surcando caminos alternativos a los de Apple o Samsung es Sharp. La japonesa acaba de presentar el prototipo de una pantalla de LCD de bajo consumo: es 1000 veces más eficiente que un panel convencional, gracias a que es reflectivo, es decir, aprovecha la luz ambiente (una técnica similar a Mirasol, una tecnología de Qualcomm para pantallas de esta clase de dispositivos)

Lo peculiar de este lanzamiento es que Sharp es el fabricante de las pantallas que usan los Pebble,, que podríamos llamar como el primer reloj inteligente de esta nueva era tecnológica y, tal vez, el único modelo ampliamente aceptado. La firma japonesa tiene ahora un prototipo color, que podría dar vida a la próxima generación de los relojes de Pebble cuando esté disponible en el futuro próximo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?