0

Semblanza de Celia Gámez

Pablo Mascareño
0
30 de noviembre de 2014  

La Celia / Autor: Santiago Castelo / Dramaturgia y dirección: Emilio Sagi / Intérpretes: Ivanna Rossi, Jimena González, Virginia Kaufmann, Virginia Módica, Pilar Rodríguez Rey / Músicos: Santiago Rosso, Juan Pablo Togneri, Natacha Tello / Coreografía: Sibila / Vestuario e imagen: Renata Schussheim / Diseño de espacio escénico: Daniel Bianco / Música, arreglos y dirección musical: Jordi López / Idea y producción artística: Lino Patalano / Asistente de dirección: Griselda Martínez / Sala: Maipo Kabaret, Esmeralda 443 / Funciones: de martes a sábados, a las 21; y domingos, a las 19 / Duración: 60 minutos.

Nuestra Opinión: Muy Buena

Encontrarse con Ivanna Rossi en la escena es siempre un motivo de disfrute, de vínculo con la excelencia interpretativa en teatro musical. Esta vez, la actriz y cantante se sumerge en el universo de Celia Gámez, legendaria figura del espectáculo nacida y muerta en la Argentina, pero con una intensa y exitosa carrera en España, donde brilló en la primera mitad del siglo pasado.

La pieza se estructura en base a las reflexiones y memorias en primera persona que el personaje hace sobre su vida personal y su trayectoria artística. Así desfilan recuerdos sobre amores, engaños, éxitos, vínculos con la política y con la realeza española, sobre su relación con otras celebridades de la época, el desarraigo, la fortuna y los pesares por la falta de dinero. En definitiva, la vida. Intercalado con estos soliloquios, aparece el repertorio de La Celia en una selección cuidada y de puro disfrute para la platea. Legendarios chotis y hasta algún tango cobran vida en un logradísimo equilibrio de gracia y profundidad gracias a la interpretación de la protagonista, acompañada con precisión por una orquesta en vivo sobria y efectiva.

El punto más desparejo reside en un esquema de dramaturgia que se convierte en repetitivo. Cierta monotonía resta hondura y emoción a algunos pasajes trascendentes en la vida de la actriz abordada. Rossi tiene todas las condiciones para transitar márgenes más jugados como actriz, algo que sí logra a la hora de cantar. De todos modos, los monólogos también despiertan interés y permiten al espectador recordar, y hasta ilustrarse, sobre determinados momentos de la historia española y argentina.

Cuatro actrices y cantantes ofician de una suerte de ensamble de Celia Gámez, pero, a la vez, preparan la escena para que Rossi pueda ir cambiando su vistoso vestuario y pasar de una situación a otra. Quizá, los paneles móviles resulten un recurso un tanto añejo.

La Celia es una propuesta elegante, sobre todo en lo musical. Un repertorio cuidado, una cantante con técnica y gracia, una bella puesta de Emilio Sagi y una orquesta a cargo de Jordi López que aporta todos los matices, hacen que la hora del espectáculo resulte de lo más agradable.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.