Con claridad conceptual

Jorge Aráoz Badí
(0)
30 de noviembre de 2014  

Tiene sentido que Amahl y los visitantes nocturnos, ópera en un acto de Gian Carlo Menotti (1911-2007) suba a un escenario en diciembre, porque sucede en Navidad, aparecen los tres Reyes Magos, fue estrenada en Nueva York el 24 de diciembre de 1951 y quedó en la historia como "la clásica ópera navideña". Pero no se trata simplemente de un cuento ingenuo. Las óperas de Menotti son todas intencionadas en el mejor de los sentidos, cosa que pueden confirman los espectadores que la vieron en la temporada de Juventus Lyrica de 2000 en el Avenida, junto con su otra ópera, El teléfono, también en un acto, que de ingenuo no tiene nada. La característica más notable de Menotti es su absoluta claridad musical y conceptual. En sus obras para la escena, todo parece simple aunque pronto se descubre que lo que dicen no es elemental, sino transparente y accesible, cualidades no demasiado habituales en las óperas de este siglo. El sábado las dos obras suben al escenario del Teatro 25 de Mayo, recuperado para la lírica, por docentes y alumnos del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, con dirección coral de Juan Casasbellas, régie de Jorge de Lassaletta, escenografías de Héctor Calmet, luces de Alfredo Morelli, vestuario de Eduardo Caldirola, coreografías de Tatiana Fesenko e Igor Gopkalo y, como garantía artística, dirección musical de Guillermo Scarabino.

Dos óperas de Menotti

Instituto de Arte del Teatro Colón

Teatro 25 de Mayo, Triunvirato 4444.

Sábados 6 y 13, a las 20. Domingos 7 y 14, a las 19.

Gratis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.