Suscriptor digital

Tabaré toma distancia de Mujica con su gabinete

Priorizó el ala moderada del Frente Amplio, en detrimento del sector de izquierda, que fue el que más votos sacó
(0)
3 de diciembre de 2014  

MONTEVIDEO.- El presidente electo de Uruguay, Tabaré Vázquez, dio anoche una clara demostración de fuerza al anunciar su gabinete de ministros, que incluye dirigentes de su confianza y que tiene en cuenta la correlación de fuerzas entre los distintos sectores del Frente Amplio.

No se refleja en el nuevo gabinete, por ejemplo, la amplia mayoría que en las urnas obtuvo el sector del presidente saliente José Mujica, el Movimiento de Participación Popular (MPP), que en las elecciones de octubre obtuvo casi la mitad de la bancada parlamentaria oficialista.

Por el contrario, el ala moderada de la coalición, que tuvo una magra votación, está mejor representada.

Tabaré incluso eligió como ministros a ex funcionarios de su anterior gobierno que tuvieron problemas ante la justicia. Y colocó a su propio hermano como uno de los viceministros.

"El nombramiento que se hace hoy lo hace el presidente electo", dijo Tabaré en la conferencia de prensa que siguió a los anuncios, cuando se le preguntó si el elenco de ministros había sido aprobado por los grupos que componen la coalición.

El gabinete, sin embargo, muestra varios casos de continuidad con las políticas seguidas durante la gestión de Mujica, entre ellos dos áreas clave: la economía y la seguridad.

El actual vicepresidente, Danilo Astori, será el ministro de Economía. Astori ocupó ese cargo en la anterior presidencia de Vázquez (2005-2010). Durante el gobierno de Mujica, aunque ocupó la vicepresidencia del país y la presidencia del Parlamento, el Ministerio de Economía estuvo a cargo de técnicos de su mismo grupo político y de su confianza.

Astori, un economista de 74 años, es líder de Asamblea Uruguay, el sector más moderado del Frente Amplio, una coalición que reúne desde socialdemócratas hasta comunistas. Ha marcado el rumbo de la economía en los 10 años que la izquierda lleva en el poder: la redistribución de la riqueza, pero sin radicalismos ni movimientos en contra de la ortodoxia macroeconómica.

Tabaré también confirmó la continuidad del actual ministro del Interior, Eduardo Bonomi, pese a las críticas de la oposición por el creciente número de robos violentos.

En el Frente Amplio entienden que Bonomi está introduciendo reformas en la policía que esperan que pronto comenzarán a dar resultados. En la campaña Vázquez se comprometió a bajar 30% el número de robos con violencia.

Bonomi es un ex guerrillero tupamaro como Mujica integrante de su sector, el MPP. El viceministro del Interior será el hermano de Vázquez, Jorge, que hoy ya ocupa ese puesto.

También continuará en su cargo la actual ministra de Turismo y Deportes, Liliam Kechichian. "Es una enorme responsabilidad y un gran orgullo que primero Mujica y luego Tabaré me hayan elegido como ministra'', dijo.

El caso donde la continuidad aparece como menos probable es el del canciller. Para el cargo fue nominado Rodolfo Nin Novoa, que fue el vicepresidente en el primer gobierno de Tabaré. Nin pertenece al ala más moderada de la coalición. Su perfil contrasta con el del actual canciller, Luis Almagro, del MPP de Mujica, que llevó adelante políticas de acercamiento a los países de la región gobernados por la izquierda. El nuevo gobierno "tendrá una política exterior abierta, con relacionamiento con todos los países del mundo'', dijo Tabaré.

En su primer gobierno, Tabaré pidió ayuda a Estados Unidos, gobernado en ese momento por George W. Bush, ante los problemas suscitados con la Argentina por la pastera en el río Uruguay.

Un fiscal pidió en 2010 el procesamiento de Nin Novoa por haber omitido un campo en su declaración jurada de bienes. El caso no pudo avanzar debido a que Nin tenía fueros como senador, y la bancada oficialista, con los votos de una parte de la oposición, se negó a levantarlos.

La ministra de Educación y Cultura será María Julia Muñoz, que fue ministra de Salud Pública durante la anterior presidencia de Tabaré. En 2011, un fiscal pidió su procesamiento por su actuación como secretaria general de la intendencia de Montevideo en un sonado caso de corrupción en los casinos municipales. La jueza actuante desestimó los cargos. El fiscal quiso apelar el fallo, pero presentó la apelación pasado el plazo legal. Tuvo un problema con la computadora, adujo.

Tabaré anunció que se reunirá con los líderes de todos los partidos de oposición con bancada parlamentaria antes de designar otros cargos, como los directores de las empresas estatales. Pero no aseguró que la oposición vaya a ocupar parte de esos cargos.

Agencias AFP y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?