Suscriptor digital

Diez mitos y teorías absurdas relacionadas con los Beatles

Desde la supuesta muerte de Paul hasta las especulaciones más delirantes sobre los Fab Four
(0)
3 de diciembre de 2014  • 19:36

La supuesta muerte de Paul. Quizás el mito más conocido sobre el universo beatle. La versión corta de la historia: Paul McCartney habría muerto en 1966 en un accidente automovilístico, y sus compañeros lo habrían reemplazado con un doble salido de un concurso de imitadores, llamado William Campbell. Existe un sinfín de supuestos indicadores que los propios Fab Four le daban al mundo para develar este misterio (la tapa de Abbey Road, mensajes ocultos en el Álbum Blanco), pero todo demostró ser mentira. Con varios años de delay, Sir Paul se burló del asunto en la portada de Paul Is Live.

El personaje misterioso. Siguiendo con Abbey Road, en el ángulo superior derecho de la portada, se puede divisar la figura borrosa de un hombre. Según algunos rumores, un jubilado de 92 años de un geriátrico de Florida aseguraba ser él de vacaciones por Londres, que en su momento no entendió por qué "había cuatro vagabundos cruzando la calle". Al ser consultado por varios medios, dijo además que nunca escuchó el disco ni oyó hablar de Los Beatles, por lo que este rumor se desestimó al poco tiempo.

Los encuentros cercanos del tercer tipo de Lennon. En una charla con el ilusionista israelí Uri Geller en el backstage de un show de Elton John, el ex beatle reconoció haber tenido un encuentro con seres de otro planeta, con "ojos y bocas de insecto, merodeando a mi alrededor como si fueran cucarachas". Es conocido el humor ácido que ostentaba Lennon pero gracias a Mark Chapman, jamás se podrá saber si estaba hablando en serio o no.

La apología solapada a las drogas. Según varios fans y especuladores, el título de "Lucy in the Sky with Diamonds" es una alegoría al ácido lisérgico, por las mayúsculas del nombre (LSD). El propio Lennon lo desmintió, y dijo haberse inspirado en un dibujo que su hijo Julian hizo de una compañera suya del jardín de infantes. La explicación de John: "Hasta que me lo dijeron, jamás se me había ocurrido. Quiero decir, ¿quién se toma la molestia de investigar las iniciales del título de una canción?"

Una obsesión numérica. Una extensa lista de eventos de la vida de John Lennon se relacionan con el número 9. Nació el 9 de octubre, la dirección del hogar de su infancia era 9 Newcastle Road, fue un beatle por 9 años, y murió asesinado en la 9ª Avenida, en Nueva York. Él mismo desestimó que se tratase de algo premeditado, pero reconoció que se trataba de una serie de coincidencias bastante llamativa. La lista de coincidencias es minuciosa, pero pueden consultarla acá (en inglés).

¿Echaron a su primer baterista por lindo? Si bien Pete Best ocupó primero el lugar tras los parches, se lo echó del grupo un mes antes de que el grupo pegase su primer gran salto. Un grupo de fans echó a correr el rumor de que lo habían despedido por pedido de McCartney, celoso de que fuese mejor parecido que él. La versión oficial dice que se trató de una movida del manager Brian Epstein, que se cansó de que la madre de Best interfiriera en la promoción de la banda dentro de Liverpool.

John Lennon le habría vendido su alma al Diablo. Un rumor del que no escapa nadie en el mundo del rock. Según el libro La profecía de Lennon: Un nuevo studio sobre las pistas mortales de Los Beatles, de Joseph Niezgoda, el autor de "Imagine" estaba desesperado por "ser más famoso que Elvis", por lo que habría hecho un pacto con fuerzas impías en pos de triunfar. ¿El sustento de este argumento ridículo? Lennon murió en la puerta de Dakota, el edificio en el que vivía, y en donde también se filmó El bebé de Rosemary. Fin de la historia.

Fueron los responsables del primer acople en el rock. Un argumento muy recurrente a la hora de defender la creatividad beatle es que incluyeron el primer acople de guitarra en el comienzo de "I Feel Fine", a fines de 1964. La historia es cierta a medias: grupos como The Kinks, Small Faces y The Who solían experimentar con la retroalimentación en vivo desde antes. Lo cierto es que sí fueron los primeros en plasmar un acople en estudio.

¿McCartney compuso "Yesterday" entre sueños? Según el propio Paul, sí. Una mañana, Macca se despertó en la casa de su por entonces novia Jane Asher, con una melodía en la cabeza. Corrió al piano y, según sus palabras, la tradujo a acordes al instante. Para no perder la inspiración, bocetó una letra y la tituló "Scrambled Eggs" (huevos revueltos), pero la cambió al poco tiempo por considerarla "poco rockera". Hizo bien, de no haberla retitulado, difícilmente sería la canción más versionada de la historia, con 500 relecturas a la fecha.

¿Nixon mandó a espiar a Lennon? Por supuesto que sí. Desde que se instaló en Nueva York en los 70, John se codeó con políticos antibelicistas, lo que para el gobierno de Richard Milhous Nixon equivalía a ser comunista. Según se supo en 2007 a partir de la desclasificación de archivos de inteligencia, el entonces presidente de Estados Unidos mandó al FBI a seguirlo de cerca durante un año. Los agentes federales hasta se hicieron presentes en sus conciertos, y sus informes incluyen observaciones como que la canción "John Sinclair carece de los estándares característicos de Lennon" y "Yoko ni siquiera puede mantenerse afinada". Todo esto y más, disponible en el libro Gimme Some Truth: The John Lennon FBI Files.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?