Suscriptor digital

Juan Pablo Ledo. "Siempre viajo con una Biblia"

Algo para declarar
(0)
7 de diciembre de 2014  

¿Cómo se vinculan la danza y los viajes en tu vida?

-Los viajes son parte de la previa, de la preparación, todo va de la mano. Obviamente son un parte importante y te hacen crecer mucho a la hora de visitar otros países y de llevar tu arte hacia afuera.

¿Cuál fue la gira más larga que recuerdes?

-En 2000, con el Ballet Argentino, la compañía de Julio Bocca, hicimos una gira bastante extensa. Estuvimos en Italia, hicimos Grecia, Israel, Tailandia, Singapur y luego regresamos a España. También hice otras similares por la costa oeste de Estados Unidos.

Cuando estás de gira, ¿cómo es tu rutina como bailarín?

-El bailarín, aun estando de viaje, requiere de cuidados especiales, como evitar trasnochar, comer sanamente y sostener una regularidad de clases y entrenamiento, un trabajo de siete horas diarias para poder mantener el nivel, sobre todo porque el ballet clásico es un lenguaje bastante complejo y siempre hay que depurarlo. Es una rutina que realmente te demanda dedicación full time.

¿Tres salas o teatros del mundo donde hayas bailado?

-El Teatro Colón, una de las mejores salas del mundo; el teatro Bolshoi, de Moscú, que estuve pisando este año, y un tercero podría ser el City Center, de Nueva York.

Si pudieras visitar a un bailarín de todos los tiempos, ¿a quién irías a ver y qué le dirías?

-Visitaría a Rudolf Nureyev y le preguntaría cómo fue su vida; cómo focalizó la danza; que significó invertir todo su tiempo en ella; qué repertorio lo llenó, lo completó. En qué acordes musicales se apoya para interpretar la danza; cuál es su método para mantener el nivel de excelencia; qué estética busca para vestirse arriba del escenario; cómo interpretaría cada uno de los estilos. Un montón de preguntas. ¡Imaginate!

Cuando no estás trabajando, ¿cuáles son tus lugares favoritos para ir a descansar?

-Tienen que ser espacios abiertos, en la naturaleza, donde pueda interactuar con el río, con la montaña, como Bariloche, Mendoza o Salta. La paya también, pero me atrae mucho más la montaña, el río, los bosques.

¿Algún objeto que siempre llevás con vos cuando te vas de viaje?

-Siempre llevo una Biblia, mi libro diario, de cabecera. Para mí es un libro fundamental que obligadamente debo llevar.

Fuera de la Argentina, ¿cuál es tu país favorito en el mundo?

-Creo que Italia o España son dos lugares donde podría vivir perfectamente.

¿Un día de vacaciones perfecto?

-Creo que un día así debe comenzar con un desayuno continental o americano, a la orilla del río. Y después alguna actividad náutica: saldría a remar, haría rafting o cualquier actividad en contacto con el agua. Al mediodía comería un buen asado al aire libre y por la tarde me gustaría sentarme en un lugar cómodo a leer libros, descansar un poco. Al caer el sol jugaría un picadito de fútbol y cerraría con una rica cena bajo las estrellas y buena música de fondo, siempre en contacto con la naturaleza.

¿Algo que te haya sorprendido de algún viaje?

-Cuando fui a Shanghai el año pasado, me sorprendí al bajar al subte por la cantidad de gente. Shanghai es la ciudad de mayor concentración de población en toda China, y si bien los subtes tienen una regularidad importante, al bajar me encontré con una inmensa cantidad de personas, no podía ni pisar, había un chino al lado del otro. Y para colmo nadie se ve con nadie, están todos mirando su celular, escuchando música con los auriculares. Uno por uno. Una locura. Otra cosa que me llamó la atención es que en los espectáculos, en lugar de verme a mí cuando bailaba, los chinos ponían su celular grande delante de los ojos y me veían a través de su celular. Es algo que realmente no puede ser. Otra cosa de locos total.

Más data

Juan Pablo Ledo es primer bailarín del Teatro Colón. Hoy, a las 20.30, presenta Gala de ballet &tango junto a su compañía Taco, Punta y? Traspié Company. En el teatro Metropolitan Citi (Av. Corrientes 1343). Entrada, desde 250 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?