La doble Triple Corona: de Coronel Suárez a La Dolfina

El equipo de Cambiaso logró empatar el récord de 1974-1975 del legendario cuarteto encabezado por Juan Carlos Harriott (h.); similitudes y diferencias entre dos formidables conjuntos de polo que dejaron su marca en la historia
Alejo Miranda
(0)
7 de diciembre de 2014  

En tanto no se enfrenten en un virtual Olimpo del polo, será imposible establecer cuál es mejor. Tampoco tiene mucho sentido establecer una competencia. Basta con aceptar, en cambio, que tanto Coronel Suárez como La Dolfina son dos de los equipos más grandes de la historia del polo. Con la victoria de ayer, el de Adolfo Cambiaso conquistó la Triple Corona por segundo año seguido, logro que le permite igualar la hazaña conseguida por el conjunto liderado por Juan Carlos Harriott (h.) en 1974 y 1975. Las similitudes, no obstante, exceden este lauro.

Para conocer la dimensión de lo que significa ganar los abiertos de Tortugas, Hurlingham y Argentino en un mismo año alcanza recordar que desde que se instauró la Triple Corona como tal, en 1971, cuando se fusionaron el abierto de Los Indios y el de Tortugas, apenas seis formaciones lo consiguieron: Coronel Suárez (1972, 1974, 1975 y 1977), Santa Ana (1973), Ellerstina (1994), La Aguada (2003), Ellerstina (2010) y La Dolfina (2013 y 2014).

¿Es posible trazar un paralelismo entre este La Dolfina y aquel Coronel Suárez? Aunque comparar épocas sea una labor estéril, bien vale establecer algunos parámetros.

Lo primero que salta a la vista al analizar el recorrido de cada uno hacia la doble Triple Corona es que La Dolfina lo hizo invicto en 22 partidos y Suárez tiene una mancha en sus 19 actuaciones: cayó en el último encuentro del Argentino de 1974. "Ese año jugamos cuatro equipos a una rueda a la americana, todos contra todos", recuerda Alberto Pedro Heguy, el Nº 1 de aquel conjunto. "Santa Ana había perdido contra Mar del Plata y nosotros podíamos perder hasta por tres goles para ganar el título. Lo hicimos por dos", amplía quien accedió al 10 de handicap tras esa misma definición.

Pero las similitudes son muchas más que esta diferencia. Luego de la primera Triple Corona ganada, ambos cuartetos alcanzaron la valorización perfecta. Claro que Coronel Suárez se convirtió en el primer equipo de la historia en lograrlo.

En la segunda conquista, los dos debieron sortear lesiones importantes: Cambiaso jugó los últimos dos partidos con un agudo dolor de espalda y David Stirling faltó a una fecha por lesiones en el brazo derecho, en tanto que Horacio Heguy afrontó toda la campaña del '75 con tres costillas rotas. "Pidió jugar de 1 para estar más «liviano» y yo pasé a jugar de 2", cuenta su hermano. Aunque alcanzó para revalidar las tres copas, la merma en el rendimiento fue evidente y lo bajaron a 9 goles. "En esa época, a los 10 de handicap no nos perdonaban nunca nada", explica Alberto Pedro.

La mayor cantidad de jugadores de valorización alta en la actualidad hace suponer que ganar la Triple Corona es más difícil hoy que en los años setenta. Pero Heguy lo niega: "Ahora es parecido: hay dos equipos superiores [Coronel Suárez y Santa Ana, La Dolfina y Ellerstina] y un tercero [Mar del Plata, Alegría] que puede ganarle al segundo, pero no al primero. Mar del Plata no podía ganarnos, pero nosotros pretendíamos que le ganara a Santa Ana".

¿Se parecen en algo Suárez y La Dolfina? "Coronel Suárez tenía una estructura distinta; La Dolfina tiene individualidades extraordinarias", responde Alberto Pedro, y añade: "En la delantera Horacio y yo íbamos a mil, como Pelón [Stirling]. Pablo Mac Donough tiene menos movilidad que Juancarlitos, pero una precisión al arco que asusta. Y Alfredo Harriott era un back muy sólido, como Juan Martín Nero, pero éste pasa muy bien al ataque".

El punto más importante, sin embargo, es que en Coronel Suárez estaba Juancarlitos Harriott y en La Dolfina está Adolfito Cambiaso, los dos mejores polistas de la historia. "Nosotros teníamos un jugador superior, como lo tienen ellos", agrega Heguy. Y especifica: "Cuatro contra cuatro, Juancarlitos era mejor jugador de equipo. Si el polo fuera mano a mano, individualmente Cambiaso nos gana a todos".

Coronel Suárez, La Dolfina, la doble Triple Corona. Insignias de dos eras que se parecen y se distinguen. Y que, sobre todo, brillan.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.