Suscriptor digital

Cómo es Luxemburgo, el nuevo destino del ex ministro Hernán Lorenzino

Luxemburgo cuenta con un importante patrimonio histórico que data de la Edad Media
Luxemburgo cuenta con un importante patrimonio histórico que data de la Edad Media Fuente: Archivo
Enclavado entre Bélgica, Francia y Alemania, el pequeño país cuenta con uno de los PBI per cápita más altos del mundo; su población apenas supera los 500 mil habitantes
(0)
9 de diciembre de 2014  • 10:13

Podrá disfrutar de colinas y bosques vistosos y coloridos, degustar estofado de liebre o jamón de las Ardenas, truchas o lucios acompañados de vinos blancos o cervezas artesanales, caminar prácticamente a lo largo de todo el país y contemplar su cultura en diversos sitios históricos que datan de la época medieval. Luxemburgo, el nuevo destino diplomático de Hernán Lorenzino, ex ministro de Economía y actual embajador ante la Unión Europea (UE), es un pequeño país enclavado entre Bélgica, Francia y Alemania.

A 212 kilómetros de Bruselas, donde actualmente vive Lorenzino, la Ciudad de Luxemburgo es la capital del Gran Ducado de Luxemburgo, que integra la UE desde su fundación, en 1952.

Sus apenas 500 mil habitantes hablan el luxemburgués, la lengua nacional que está muy emparentada con el alemán, que a su vez es la primera lengua extranjera que se habla en el país y también es utilizada por los medios de comunicación. El francés es la lengua de la Administración, según consigna la web de la UE.

El gobierno de Luxemburgo es una monarquía constitucional y parlamentaria. Su economía, basada en el sector bancario y asegurador, así como en la siderurgia, y su escasa población lograron que su PBI per cápita sea uno de los más altos del mundo. La viticultura y la ganadería a pequeña escala también son importantes.

En su capital funcionan muchas instituciones del gobierno y de la UE, como el Tribunal Europeo de Justicia, el Tribunal de Cuentas Europeo y el Banco Europeo de Inversiones.

Luxemburgo es un destino para esquinar, pero no sólo el paisaje es el símbolo de este pequeño país. Su patrimonio histórico también lo hace un importante atractivo para el turismo. En la capital se encuentra el Castillo de Luxemburgo, construido en la Edad Media, además de hallarse barrios antiguos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Gran Ducado fue noticia en junio pasado, cuando allí se aprobó el matrimonio homosexual, en el marco de una reforma de la ley que podría entrar en vigor en enero de 2015.

Con la Argentina, Luxemburgo firmó en octubre un acuerdo para intercambiar datos en materia tributaria. El memorando fue firmado por el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray , y el director de Contribuciones del Gran Ducado de Luxemburgo, Guy Heintz.

El acuerdo entrará en vigor a partir del año próximo y, según la AFIP, "servirá para recibir información relevante sobre compañías argentinas que están radicadas en ese país, entre las que se destacan reconocidas siderúrgicas y empresas dedicadas a la fabricación de software". "Nuevamente salimos a cazar fuera del zoológico", afirmó Echegaray.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?