Un depto con impronta de los ´50

Un departamento de dos plantas que toma algunas de las premisas de mitad del siglo XX. Sobre todo aquella de que funcional vence a ornamental
Cristina Solanet
(0)
10 de diciembre de 2014  • 12:27

Alejandro Meca es diseñador de interiores. Vive en esta casa del barrio de Colegiales desde hace tres años. "Me encanta el barrio. Es más tranquilo que donde vivía antes, Palermo Soho." Si la tranquilidad es definitivamente un requisito al elegir el barrio donde vamos a vivir, esta casa en particular no hizo más que reforzar el concepto. Porque tiene ese planteo de casa colectiva (como el Barrio Los Andes de Chacarita), con construcciones para vivienda y superficies similares para patios o circulaciones. Lo que resulta en mucha luz y mucho aire.

"Fue un año de obra, más o menos. Lo que yo compré, en realidad, fue una caja. Tuve que hacerle todo: baños, muebles, pisos, todo de nuevo… El departamento original tenía dos plantas pero un solo dormitorio, en la planta alta. Para construir el segundo, que hoy es el principal, tuve que bajar el techo del living."

"Con la decoración busqué dejar la planta baja lo más despejada posible para ganar amplitud. Como trabajo mucho en mi casa, en lugar de armarme un escritorio en el segundo cuarto, puse una mesa de trabajo en el living. Es de la misma madera de la biblioteca y la cocina, se integra perfectamente y a mí no me da sensación de encierro pasarme ahí largas horas."

Lo del estilo años 50 es un gusto que se dio porque, además, le parecía que iba bien con el tipo de vivienda arquitectónicamente hablando. "Me gusta mezclar y comprar cosas en distintos lados. Pero también crearlas en mi propio taller de tapicería y carpintería."

El diseñador sugiere

* El departamento original tenía dos plantas, pero sólo un dormitorio en la planta alta. Para construir el segundo dormitorio, se ganó superficie bajando la altura del living (se ve claramente en las vigas del cielo raso del living).

* La madera usada en la planta baja da continuidad a los ambientes y lógica al espacio, lo que genera una impresión de ambiente despojado.

* El vajillero pintado de blanco juega un papel clave en la circulación de esta casa: hace de pared de fondo del ambiente principal y disimula la vista más industrial de la cocina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.