Suscriptor digital

El juez Bonadio elevó a juicio oral la causa contra Amado Boudou por el auto con papeles falsos

El magistrado firmó la elevación a juicio poco después de que la Cámara Federal rechazara el planteo de nulidad de la defensa del vicepresidente; intervendrá el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1
(0)
11 de diciembre de 2014  • 12:38

El vicepresidente Amado Boudou irá a juicio oral en la causa por el auto con papeles falsos. El juez federal Claudio Bonadio firmó la elevación a juicio pocas horas después de que la Cámara Federal rechazara un planteo de nulidad de la defensa del vicepresidente.

Fuentes judiciales revelaron a LA NACION que el magistrado aguardaba la definición del tribunal de alzada para mandar a juicio al vicepresidente, ya que la decisión "estaba tomada" debido al material probatorio con el que contaba. "Estaba descontado que esto iba a ocurrir, pero hasta que no se cumpliera el paso procesal no era posible firmar la elevación a juicio", dijeron las fuentes.

Bonadio, que enfrenta una embestida del Gobierno desde que ordenó el allanamiento de una empresa de Cristina Kirchner , rechazó hoy los pedidos de sobreseimiento de Boudou y la ex titular del Registro de la Propiedad Automotor, María Graciela Taboada de Piñero, y declaró clausurada la instrucción de la causa.

Horas antes, la Sala II de la Cámara Federal porteña había rechazado el planteo de nulidad de la defensa del vicepresidente del requerimiento de elevación a juicio oral que hizo el fiscal Guillermo Marijuan. De esa forma, Bonadio quedó en condiciones para seguir con los trámites y cerrar la instrucción.

El vicepresidente será juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1, que salió sorteado hoy, por insertar datos falsos al intentar regularizar la documentación de un automóvil adquirido hace 20 años.

Según indicaron a fuentes judiciales a este medio, "es improbable que en este estado de cosas pueda plantearse un nuevo recurso de Boudou ante la Cámara de Casación para dilatar más el inicio del juicio", aunque advirtieron: "Todo puede pasar".

Boudou, flojo de papeles

En agosto pasado, el vicepresidente fue procesado por haber sido "partícipe necesario" del delito de "falsificación ideológica" de los documentos de su Honda CRX del Sol, una cupé roja de 1992.

Boudou le cambió el motor a ese auto en 1995, un cambio que nunca fue registrado, y tuvo el auto durante diez años sin hacer la transferencia a su nombre, que finalmente se realizó con documentación apócrifa.

En los papeles presentados hay firmas apócrifas, una de Boudou, y se declara un supuesto domicilio del vicepresidente que en realidad no existe, acreditado con la fotocopia de una página falsa, inventada, de su documento de identidad.

Cuando lo procesó, el juez Bonadio señaló que el vicepresidente ni siquiera puede demostrar que haya comprado el auto: no presentó un solo papel que así lo acredite.

Según informó el vicepresidente en sus declaraciones juradas, compró el auto en julio de 1992 en una concesionaria de Mar del Plata hoy cerrada, pero la Justicia constató que en ese momento el auto todavía no había sido importado: estaba en el medio del océano, viajando desde Japón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?