Suscriptor digital

Nueva teoría conspirativa de Nicolás Maduro: dice que quisieron matarlo en Ecuador

Según el mandatario, un sicario contratado "en Centroamérica" tenía la misión de asesinarlo durante la cumbre de la Unasur en la que inauguraron la sede Néstor Kirchner; fuertes críticas contra Estados Unidos
(0)
14 de diciembre de 2014  • 19:15

CARACAS.- Con la misma afición a lanzar teorías conspirativas que su padrino político, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro , dijo en una entrevista grabada y reproducida hoy que un último plan de magnicidio en su contra fue frustrado la semana pasada en la cumbre de Unasur que tuvo lugar en Ecuador, donde se presentó la nueva sede, llamada Néstor Kirchner.

"Por la reunión de la Unasur nos llegó una información con nombre, apellido, cuenta bancaria, cuando le pagaron a un sicario que enviaron de Centroamérica (...) a una operación de sicariato contra mí en Ecuador", manifestó Maduro.

El jefe de Estado añadió en la entrevista -que se difundió por el canal Televén en el mismo momento en que pronunciaba hoy un discurso en Cuba, donde asiste a la XII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)- que inmediatamente se comunicó con su colega de Ecuador, Rafael Correa, quien ordenó el refuerzo de las seguridades.

"Yo llamé al presidente Correa allí mismo; se reforzaron todos los mecanismos, se tomaron las medidas. El hombre [encargado supuestamente de asesinarlo] había entrado en Ecuador un día antes", añadió.

Maduro no hizo pública la identificación del sicario, pero remarcó que sabe su "nombre, apellido, todo" y que fue contratado por ex jefes policiales venezolanos residentes en el exterior.

"Las autoridades ecuatorianas tienen la información", añadió sin más precisiones y tras tildar el plan magnicida como "una locura, una verdadera locura".

"Protección especial"

El presidente venezolano, de 53 años, agregó que fusiona su fe religiosa con medidas de protección y que gracias a ello confía en vivir "muchos años" y que como anciano podrá ser testigo "del retoñar de la patria nueva".

"Yo tengo una protección especial, así lo siento. Yo me encomiendo a Dios todos los días, a toda hora y siempre y sé que él me protege. Creo profundamente en la protección de nuestro Señor creador y además le pongo un poquito de cerebro y de intuición para cuidarme y cuidar lo más importante: la paz del país", remató.

El gobernante aludió al asunto tras repetir que la oposición anida en su seno a grupos radicales que buscan su salida de la Presidencia a través de un golpe de Estado, una revuelta popular o cualquier otra forma apartada de la vía electoral.

"No es gente normal, estamos enfrentados a gente irracional", sostuvo y reiteró que a inicios de año esos grupos intentaron matar para crear un estado de conmoción al líder opositor Leopoldo López y que él le salvó la vida al convencer a sus familiares que se entregara a la justicia, lo que sucedió el 18 de febrero pasado.

López afronta un juicio penal por supuestamente incitar unos actos de violencia política callejera registrados el 12 de febrero que dieron paso a una oleada de manifestaciones antigubernamentales que se extendieron por el país durante cuatro meses y que dejaron un saldo de 43 muertos y centenares de heridos y detenidos.

Cortar relaciones

En la entrevista, además, Maduro dijo que ha considerado romper "todas" las relaciones con Estados Unidos pero que se frena por "sabiduría chavista".

" Si uno actuara solamente con el sentimiento de dignidad, provoca romper las relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno de Estados Unidos. Todas las relaciones: cerrar la embajada allá, cerrar todos los consulados y punto, se acabó, y que se vaya la embajada [de Estados Unidos] de acá, completica", subrayó.

El presidente confirmó que mañana se efectuará en Caracas una marcha de repudio a políticas estadounidenses, después de que, durante la semana que pasó, el Congreso de Estados Unidos aprobara normas para negar visados y congelar activos de funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos de opositores a Maduro. Sólo falta la firma del presidente Barack Obama para que entre en vigor.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, anunció el viernes pasado que Obama aprueba la iniciativa, aunque no ofreció detalles de cuándo pondrá su rúbrica a las normas.

"Provoca [la ruptura], pero respiro y me entra la sabiduría chavista de que ese conflicto no va a durar seis meses, un año, es histórico, trae 200 años", agregó Maduro. "¿Qué se cree el Congreso de Estados Unidos, los representantes y los senadores, que los venezolanos ante una resolución de ellos amenazando a Venezuela nos vamos a arrodillar y que yo voy a salir corriendo a la Embajada de Estados Unidos aquí a pedir perdón?".

"¡No conocen nuestras psicología, no conocen el amor que llevamos por dentro. Es un insulto que crea indignación que el Congreso de Estados Unidos y ahora la Casa Blanca salgan a aplaudir sanciones contra Venezuela!", agregó el líder bolivariano.

"Obama terminó, y es triste decirlo, actuando contra su propio pueblo que está siendo masacrado (...). ¿Y si decidió inclusive darle la espalda al propio pueblo afroamericano, que está siendo masacrado, qué se puede esperar de su política internacional?", se preguntó.

El presidente cubano, Raúl Castro, cerró hoy la cumbre del ALBA, donde primó la "enérgica" condena contra las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, en el décimo aniversario de este bloque creado por Hugo Chávez y Fidel Castro.

Agencias EFE y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?