Aldosivi transformó a Mar del Plata en una ciudad "más feliz"

Los hinchas de Aldosivi festejaron el ascenso en La Feliz
Los hinchas de Aldosivi festejaron el ascenso en La Feliz
Por primera vez la ciudad balnearia tendrá un representante en la elite del fútbol argentino que llega por la vía del ascenso
(0)
16 de diciembre de 2014  • 12:22

MAR DEL PLATA (Télam).- Mar del Plata vivió por Aldosivi una de las jornadas más felices de su centenaria historia y el que se la prodigó fue el hecho cultural más importante del siglo XX para los argentinos que es el fútbol, ya que por primera vez un equipo de la ciudad llegó a la primera división por la vía del ascenso, uniendo en la celebración del inconsciente colectivo a todos aquellos representativos locales que participaron de los viejos campeonatos nacionales.

El "Tiburón" del puerto marplatense, que posee un magnífico predio entre la reserva ecológica y el balneario de Punta Mogotes, se consagró anoche en la "lejana" Córdoba como el noveno ascendido desde la B Nacional tras derrotar por 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Pero inmediatamente finalizado el juego en campo de Instituto se desató el festejo en las tradicionales intersecciones portuarias de Edison y 12 de Octubre y esa misma avenida y la costera Marttinez de Hoz, donde unos 5.000 aficionados dieron rienda suelta a una celebración que hizo recordar a aquel lejano 2005, cuando el "auriverde" llegó a la B Nacional procedente del Torneo Argentino A.

El ya famoso tiburón gigante, un muñeco que se pasea cada jornada por el estadio mundialista José maría Minella, no faltó entre los alborozados hinchas que de frente al mar se confundían con los primeros turistas que empezaron a invadir la ciudad en este comienzo de temporada veraniega.

El repiquetear de redoblantes, las vuvuzelas "made in Costa Atlántica" y los infaltables bocinazos se entremezclaron con fuegos de artificio y bombas de estruendo que abarcaron la inmensidad de una ciudad en ebullición.

Mar del Plata contó en aquellos campeonatos nacionales que se extendieron desde 1967 a 1985 no solamente con Aldosivi como uno de sus representantes (en los campeonatos de 1974, 1975 y 1976), sino también con el popular Alvarado, otro "dueño" del puerto, junto con San Lorenzo (al que Diego Maradona le anotó el priimer gol de su carrera), Kimberley, el más emblemático de la ciudad por aquellos tiempos, y Círculo Deportivo Nicanor Otamendi.

Pero la gran celebración tendrá lugar hoy, cuando aproximadamente a las 15 la delegación de futbolistas llegará por vía terrestre desde Córdoba, ingresando por avenida Constitución y pasando por la municipalidad. donde el intendente Gustavo Pulti, asiduo concurrente al Minella, se constituirá en el representante de todo un pueblo "feliz" como nunca por esta conquista.

"Por suerte se dio el gol rápido y ellos se desesperaron con el correr del tiempo, y nosotros tuvimos chances para liquidarlo, aunque no pudimos. Pero hoy fuimos muy superiores y merecidos irnos ganadores del partido", manifestó anoche en Córdoba el conductor futbolístico de este equipo dentro del campo, Enrique Seccafién.

De Córdoba a Mar del Plata, de las sierras al mar, el sueño de Aldosivi baja hecho realidad para bañar de alegría a una tierra que en lo futbolístico ahora privilegiará al césped sobre la arena, para que los que lo visiten en el próximo campeonato de primera división no crean que llegarán a la "Ciudad Feliz" para "hacer turismo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?