El Mercosur discute el ingreso de Bolivia al bloque

Paraguay pide que antes se redefina el protocolo de ingreso; los presidentes deberán destrabar hoy la discusión
Mariano Obarrio
(0)
17 de diciembre de 2014  

PARANÁ.- La presidenta Cristina Kirchner arribó anoche a esta ciudad con la novedad de que los cancilleres de los países del Mercosur no pudieron destrabar ayer las diferencias, principalmente expuestas por Paraguay, por el ingreso de Bolivia en el bloque como miembro pleno -ahora es adherente-. Pero el tema podría abordarse entre los presidentes en la 47a Cumbre de Presidentes del Mercosur, que se reunirán hoy en el centro de convenciones de la Vieja Usina, con vista al río Paraná.

Paradójicamente, el primero en llegar ayer, bien temprano, fue el presidente de Bolivia, Evo Morales, que esperaba mejores noticias. Pero se tuvo que conformar, como única alegría, con jugar un partido de fútbol de futsal en el que su equipo, con camiseta boliviana, le ganó al del gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, vestido de Argentina, por 10 a 6, con tres goles del mismo Evo.

Antes del fútbol, en el club Olimpia, Evo deslizó sus deseos. "Estamos apostando a la integración económica, política y energética", dijo escuetamente Morales. Sin embargo, Paraguay traba el ingreso de Bolivia. Condiciona su voto a cambio de rehacer el protocolo de ingreso, algo rechazado por el resto, y de resolver otros reclamos comerciales que precisamente ayer tuvieron un principio de acuerdo.

"El tema no se trató entre los cancilleres porque no hay acuerdo. Pero los presidentes podrían abordarlo. Se está avanzando hacia su ingreso pleno", dijo a LA NACION una fuente del gobierno argentino.

Cristina Kirchner buscará aquí hoy que todos sus pares den un nuevo apoyo a la Argentina en su cruzada contra los fondos buitre y buscará anunciar la aprobación en el Congreso de la ley que permitirá votar en 2015 los nuevos parlamentarios argentinos del Mercosur. Ayer le dio media sanción Diputados y hoy quiere que el Senado la sancione como ley en trámite exprés.

En una ciudad militarizada, en la que resulta imposible moverse, los cancilleres sesionaron ayer en una reunión presidida por el argentino Héctor Timerman. Fuera del recinto, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, dijo a LA NACION que el operativo es de 4200 efectivos de fuerzas de seguridad nacionales y de la Policía de Entre Ríos. El tránsito vehicular se complica y los habitantes de la ciudad protestan por los bloqueos.

La preocupación de los cancilleres es que el comercio intra-Mercosur cayó el último año un 20%. "Fue una excelente reunión. Con buen clima y se aprobaron normativas pendientes", dijo una alta fuente de Cancillería. Se prorrogó el plazo que rige para las zonas francas de Brasil, la Argentina y Paraguay de 2025 a 2030. Se acordó extender los permisos de importación de bienes de capital extrazona con arancel cero, pero se convino en que se firmará en los próximos seis meses.

Además, se avanzó en un acuerdo de comercio con Líbano, Túnez y la Unión Euroasiática; en la integración de las cadenas productivas para el sector juguetes y en el lanzamiento de la patente del Mercosur desde 2016 para los automóviles.

También se mencionó un avance de integración comercial con la Alianza del Pacífico y con la Unión Europea, pero no hubo anuncios concretos. Timerman no se acercó a la prensa para informar lo tratado con los cancilleres.

En la reunión estuvieron los embajadores ante el Mercosur, Juan Manuel Abal Medina, y de Brasil, Luis María Kreckler, y la ministra de Industria, Débora Giorgi.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, vendrá sólo por pocas horas a Paraná. La delegación brasileña tuvo una representación de baja intensidad. La devaluación del real y otros asuntos la requieren en Brasilia y sólo viene para recibir la presidencia pro témpore del Mercosur de manos de Cristina Kirchner.

El gobernador Urribarri tuvo espacio para posicionarse para su candidatura presidencial con miras a 2015. Luego del partido de futsal que perdió contra Evo Morales, se refirió a ella. ¿Sigue adelante?, preguntó LA NACION. "Más que nunca, a matar o a morir. Con quien sea. Me siento con posibilidades de competir y ganar, porque juntos con Daniel Scioli imposible: somos el agua y el aceite", dijo. En su equipo Urribarri incluyó a Hugo Yasky (CTA), Ariel Basteiro, Patricio Mussi y al ex futbolista Ramón "Mencho" Medina Bello, que erró un penal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?