Suscriptor digital

Vito Campanella: un surrealista contemporáneo que llegó de Italia

(0)
31 de diciembre de 2014  

Un "renacentista fantástico." Así se definía Vito Campanella, artista italiano radicado en la Argentina que murió el viernes pasado a los 82 años. Sus obras pintadas al óleo reflejan las influencias de su admirado Salvador Dalí, a quien conoció en Roma a mediados de la década de 1950. Considerado uno de los surrealistas contemporáneos más reconocidos, había nacido el 17 de octubre de 1932 en Monopoli, Nápoles.

Dos años más tarde, en 1948, resultó ganador de un concurso de murales en iglesias en su ciudad natal y recibió el premio Pintura delle Regioni. Enseguida fue invitado a exponer en el Salón Anual de Bari y de allí se trasladó a Florencia. Por entonces, experimentaba con el arte abstracto, el geométrico y el pop. A los 20 años, después de ganar el Segundo Premio Adquisición, en el Salón de Jóvenes Pintores de Bari, ingresó en la Academia de la Escuela de Bellas Artes de Brera, en Milán. Por esa época conoció al pintor italiano Giorgio De Chirico, maestro de la metafísica, y poco después a Dalí. Ya había encontrado en el surrealismo su estilo definitivo de expresión.

Con su familia radicada en el país, Campanella decide instalarse en la Argentina a fines de los años 60. Durante los primeros meses trabajó en agencias publicitarias. En 1968, después de vender todos los cuadros en una muestra en la Galería Witcomb, decide dedicarse exclusivamente al arte. En su taller de la avenida Córdoba al 400 trabajaba más de ocho horas diarias siempre con música clásica de fondo.

Entre las distinciones que obtuvo figuran el segundo premio del Salón Internacional de Arte Contemporáneo de Lyon, en 1973; el premio Deloye del Salón Bienal de Bellas Artes de París, en 1982, y el premio Lorenzo II Magnífico, en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Florencia, en 1999.

Su obra recorrió el mundo y se exhibe en la Galería degli Uffizi (Italia), en el Museo de Arte Moderno de Tel Aviv (Israel) y en el de Bellas Artes de Atenas (Grecia), entre otros. Aquí, este año realizó su última muestra en la galería Zurbarán, donde presentó trece obras en homenaje a los grandes maestros de la pintura clásica. Fue su despedida a Caravaggio, Rubens, Rafael y Leonardo Da Vinci, los artistas que más admiró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?