Suscriptor digital

Royal Copenhagen, pasado y futuro de la porcelana

Profundamente arraigada en la vida danesa desde hace más de 200 años, nada habla de familiaridad, elegancia, poesía y hogar como la tradicional –e innovadora– porcelana de Royal Copenhagen
Mariana Kratochwil
Inés Marini
(0)
10 de enero de 2015  • 15:07

"Diseñar una nueva colección para Royal Copenhagen me enfrentó con una combinación de fuerza y fragilidad semejante a la de la porcelana. Por un lado, la herencia tiene una resistencia mucho mayor a lo que uno podría suponer en un primer momento; por otro, ese legado corre el riesgo de disolverse fácilmente si no se maneja con cuidado", explica la diseñadora Louise Campbell (1970), uno de los grandes talentos de las últimas generaciones. "Como la mayoría de los daneses, crecí rodeada de artículos de Royal Copenhagen. En mi casa o la de mis amigos, siempre había alguno en la mesa, una repisa, una vitrina o la pared". Desde 2008, ella se convirtió en un nuevo eslabón de esta "institución" querida y respetada con su línea ‘Elements’, así bautizada porque une y recrea elementos de modelos históricos. En esta página, analicemos algunos en el clásico plato creado en 1775, siempre vigente: la base de porcelana acanalada, el motivo del crisantemo de inspiración china, el azul ultramar. Ese dibujo, que todo danés reconoce de inmediato, ha sido sujeto de un continuo proceso de exploración creativa, refinado y embellecido, simplificado o magnificado. Una cuidada reinterpretación de antiguos valores que le asegura, sin dudas, larga vida a esta reina.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?