Susana Decibe una ministra que nadie esperaba

Ascenso: la viceministra de Rodríguez favorecida por el alejamiento de Bauzá será la primera mujer en acceder al cargo.
Mariano De Vedia
(0)
29 de marzo de 1996  

De origen peronista con activa militancia en las bases justicialistas aunque nunca ocupó cargos partidarios Susana Decibe será la tercera persona en ocupar el Ministerio de Educación durante la gestión de Menem.

Es también la primera mujer en acceder a la conducción de la cartera educativa y lo hará por sugerencia de Rodríguez que la propuso al Presidente como su sucesora.

Madre de cuatro hijos -dos de los cuales ya están casados- Decibe tiene 47 años y acompaña a Rodríguez desde su gestión como diputado en 1989 al incorporarse como asesora de la Comisión de Educación.

Aquella función constituyó su retorno a la actividad política que había comenzado en los violentos años de la década del setenta. De fuerte carácter Decibe militó en las bases peronistas en aquellos años difíciles y algunas versiones indican que tras el golpe militar de 1976 permaneció detenida en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada.

Decibe es maestra egresada de la Escuela Normal de Bragado su ciudad natal y obtuvo el título de socióloga en la UBA. Realizó un master en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Ciencias Sociales (Flacso) y no se le conocen vinculaciones con la Iglesia.

Secretaria de Programación y Evaluación Educativa desde 1993 fue hasta ahora la virtual viceministra del área. Tuvo participación decisiva en la elaboración de los nuevos contenidos básicos de la reforma educativa y no está enrolada actualmente en ninguna corriente interna del peronismo confían sus voceros.

Simpatizante de Boca Juniors Susana Decibe está casada con un ejecutivo de mediana empresa poco amigo de las apariciones en público y de quien sólo ha trascendido su nombre: Raúl.

Aficionada al tenis le gusta pasear los fines de semana en lancha distensión que se incrementa en los meses de verano cuando no duda en alquilar una quinta en el Tigre para disfrutar de la tranquilidad del Delta junto a su familia.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios