Suscriptor digital

Al Qaeda en Yemen reivindicó el atentado contra la revista Charlie Hebdo

Uno de los dirigentes de la organización terrorista afirmó en un video que el atentado fue cometido por orden de su jefe supremo, el egipcio Ayman al-Zawahiri, "y de acuerdo con la voluntad póstuma de Osama Ben Laden "
(0)
14 de enero de 2015  • 08:46

SANÁ.- El grupo terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) asentada en Yemen reivindicó hoy el atentado perpetrado hace una semana contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo afirmando que fue cometido por orden de su jefe supremo, el egipcio Ayman al-Zawahiri.

"Fuimos nosotros los que elegimos el blanco, financiamos la operación y reclutamos al jefe" en venganza por las ofensas al profeta Mahoma, añadió en referencia a las caricaturas del profeta del islam publicadas por la revista, declaró en un video de 11 minutos uno de los dirigentes de AQPA, Naser ben Ali al Anasi.

"La operación se llevó a cabo por orden de nuestro emir Ayman al Zawahiri y de acuerdo con la voluntad póstuma de Osama Ben Laden ", añadió en el video difundido el mismo día en que Charlie Hebdo publicó su primera edición después de ataque, cuya tirada de 3 millones de ejemplares se agotó en cuestión de minutos.

El texto leído por el dirigente de AQPA llevaba como título: "Venganza para el profeta de Alá: mensaje sobre el bendito ataque de París".

Los dos terroristas que llevaron a cabo el atentado contra la revista, que dejó 12 muertos, Chérif y Said Kouachi, ya habían alegado actuar en nombre de AQPA, según contaron testigos. El mayor de ellos fue entrenado en un campo de entrenamiento de Al Qaeda en Yemen.

El redactor jefe del semanario satírico, Stéphane Charbonnier, alias Charb, muerto en el ataque, estaba además en la lista de objetivos de la revista digital jihadista "Inspire", editada por AQPA.

La rama yemenita de Al Qaeda se había atribuido la responsabilidad del ataque contra Charlie Hebdo en un video difundido en YouTube el 9 de enero, en el que uno de los jefes, Harith bin Ghazi al-Nadhari, advertía a Francia que deje de "atacar al Islam, sus símbolos y los musulmanes" o habría "nuevas operaciones".

El grupo terrorista es una de las filiales más activas de la red Al Qaeda en el mundo. Los extremistas sunitas utilizan la inestable Yemen, entre otras cosas, como lugar de repliegue y reclutamiento de terroristas. En ese país también perpetran continuamente atentados.

Video

Agencias AFP, DPA y AP

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?