Esmeralda Mitre y Darío Lopérfido: primera escala de un viaje de bodas inolvidable

Una escena a puro amor a un mes y medio de haber dado el sí.
Una escena a puro amor a un mes y medio de haber dado el sí. Crédito: Sebastián Umpiérrez
Después de su espectacular casamiento, se refugiaron en el Este para escribir un nuevo capítulo de su historia de amor. Su honeymoon continuará, a mitad de año, en España y Egipto
(0)
25 de enero de 2015  • 00:45

Son una pareja que se rija por "el deber ser". Después de varios años de convivencia, Esmeralda Mitre (32) y Darío Lopérfido (49) se casaron el 6 de diciembre pasado y lo celebraron con una fiesta para más de 400 invitados en el Tenis Club Argentino de Palermo. Tras la espectacular boda, el director artístico del Festival Internacional de Buenos Aires debió viajar para cumplir con algunos compromisos laborales que ya tenía pautados, por eso Esmeralda desembarcó sola en Punta del Este antes de Navidad y se instaló en La Blanquita, la casa que su madre tiene en La Barra.

A los pocos días, Darío arribó a Uruguay para reencontrarse con su flamante mujer y disfrutar de unos días a puro amor. A diferencia de otros veranos, la pareja decidió salir muy poco, no estar presentes en los eventos top de la temporada y sólo hacer playa al atardecer en José Ignacio, donde Azul García Uriburu –hermana de la actriz– tiene una casa.

Si bien estos primeros días de enero en el Este fueron sinónimo de luna de miel, en unos meses viajarán a Madrid y a Egipto para seguir sumando millas a su amor, que ya lleva siete años.

Junto a sus perros, los recién casados caminan por La Brava de José Ignacio.
Junto a sus perros, los recién casados caminan por La Brava de José Ignacio. Crédito: Sebastián Umpiérrez

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.