Suscriptor digital

Ricardo Centurión apunta a Brasil y Diego Cocca está más nervioso

El posible pase de Centurión puso más nervioso el Mundo Racing
El posible pase de Centurión puso más nervioso el Mundo Racing Fuente: Archivo
San Pablo ofreció 4 millones de euros por el 70% de su pase, una propuesta superior a la cláusula de rescisión; el técnico de Racing, muy molesto porque los refuerzos no llegan, insistirá en la incorporación de Papu Gómez
Alejandro Casar González
(0)
27 de enero de 2015  • 10:41

MAR DEL PLATA.- A Ricardo Centurión le bastaron cuatro meses para volver a ganarse la atención que había perdido tras su paso por el fútbol italiano. Aquel gambeteador serial al que le saltaba la térmica cada vez que le pegaban una patada mutó en un futbolista más maduro; más completo. Diego Cocca , el entrenador de Racing , lo obligó a reinventarse. Dejó de correr sólo una mitad de la cancha para agregarle a su juego mayor presencia defensiva. El gol del campeonato, frente a Godoy Cruz, terminó de colocarlo en la lista de objetivos de los principales clubes europeos y sudamericanos. Ahora, Cocca, que ya se había enojado por la tardanza de los dirigentes para contratar refuerzos, se pondrá más firme para que le concedan sus deseos: un carrilero por la derecha (el favorito del DT era Camilo Mayada , pero River se lo sopló al pagar US$ 1,8 millones por el 55% del pase) y un enlace, lugar en el que pretende a Alejandro "Papu" Gómez (Atalanta, de Italia).

En agosto del año pasado, cuando Centurión regresó de Italia porque Genoa había incumplido el pago de una cuota del préstamo (eran US$ 800 mil, con una opción de compra de cuatro millones), Racing le hizo firmar un contrato de tres años y medio, con una cláusula de rescisión de cuatro millones de euros. En aquel momento, el valor de mercado del mediocampista ofensivo que alguna vez estuvo en la mira de Real Madrid estaba devaluado. Centurión volvía a su casa para renacer y intentar relanzar su carrera.

Ahora, la oferta no vino de Europa sino de Brasil. San Pablo propuso los cuatro millones de euros que destraban su salida. Al jugador le ofrecen un convenio por tres temporadas: más de un millón de dólares por año. Centurión quiere irse y Racing no puede hacer demasiado para retenerlo. Sin embargo, el presidente Víctor Blanco rechazó la propuesta, pero más atento a cuidar su imagen política. "Centurión está decidido a irse. Le queda a San Pablo mejorar la oferta porque a cualquier precio no lo vamos a vender", declaró el empresario en Fox Sports. Si bien Blanco es un avezado hombre de negocios, la jugada mediática puede salirle mal. Los paulistas están pagando la claúsula; incluso, la están mejorando porque a Racing aún le quedaría el 30% de Centurión. Si llegará a caerse la venta, ¿quién se hará cargo del lucro cesante del futbolista? ¿Tendrá sentido mantenerlo pese al fastidio que puede llegar a expresar por la transferencia frustrada? ¿Hasta qué punto Racing tiene derecho a pedir más dinero si la oferta supera lo que dice el contrato?

Cuando habló, Blanco ya sabía que la postura de los representantes del jugador era no tironear demasiado ni hacer valer lo firmado. "La idea no es sacarlo de Racing por la ventana y activando la cláusula" y que "San Pablo ya está avisado de esa situación", le dijeron a La Nacion desde el entorno de Centurión. Estimaron que tratarán de que Racing "esté satisfecho" con el dinero que reciba por la transferencia. Al ser consultados por la probabilidad de que la venta se concrete, allegados al futbolista fueron tajantes: "Es muy difícil retener a un jugador que iría a un club de primer nivel y ganaría mucho más que acá".

San Pablo parece ser una tentación demasiado grande para Centurión. Nacido en Villa Luján (Avellaneda), tuvo mejor suerte que su compadre, Brian Risso Patrón, condenado en 2012 a 11 años de prisión por un homicidio. "Mi sueño es jugar la Libertadores con Racing", había dicho. Las cifras marean tanto que hacen olvidar las palabras. Y el destino se entromete: si se dan ciertos resultados, la Academia y de San Pablo podrían enfrentarse en los 8vos de final del torneo continental.

Ahora, la última palabra la tienen los brasileños. Está en ellos entrar en el juego que les propone la dirigencia de Racing o bajarse de la negociación. En el medio, el entrenador del equipo campeón, Diego Cocca, estará pendiente de los mensajes que le lleguen a su teléfono celular. Si antes de la posible partida de Centurión había pedido un volante por derecha, ahora sumará alguien por la izquierda que pueda reemplazarlo. Si Centurión se va, el DT redoblará la insistencia por "Papu" Gómez. O incluso por Sebastián Leto . Racing necesitará refuerzos más que nunca.

El gol de Centurión que le dio el campeonato a Racing

Un mercado beneficioso para los clubes argentinos

El verano significó una buena inyección de dinero para los clubes argentinos. A la cabeza, la del tucumano Joaquín Correa, que se transformó en la venta más importante de Estudiantes de La Plata al cambiar la ciudad de las diagonales por Génova y se transformó en jugador de Sampdoria, que pagó US$ 10 millones. El segundo escalón fue para el juvenil Ezequiel Ponce, quien a partir de 2016 será jugador de Roma, de Italia. La transferencia se concretó en 5 millones de euros por el 60% del pase. El club que más y mejor transfirió fue Lanús, que cerró las salidas del goleador Silvio Romero (US$ 3 millones, a los Jaguares de Chiapas, de México), Agustín Marchesín y Diego González (US$ 8 millones por ambos, a Santos Laguna, de México). La de Centurión sería la segunda venta estival de Racing, que ya había transferido a Gabriel Hauche a Tijuana, de México, en US$ 2,1 millones. Vélez, por su parte, selló la salida de Lucas Pratto a Atlético Mineiro, de Brasil, en US$ 5 millones. Y Boca, la de Emmanuel Insúa, a Udinese, de Italia (luego, cedido a Granada), por US$ 3 millones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?