Las mujeres que debutan en los premios Oscar 2015

Emma Stone, Felicity Jones, Patricia Arquette y Rosamund Pike, novatas en las nominaciones
Emma Stone, Felicity Jones, Patricia Arquette y Rosamund Pike, novatas en las nominaciones Fuente: Archivo
Emma Stone, Rosamund Pike, Patricia Arquette y Felicity Jones fueron nominadas por primera vez este año; en esta nota hacemos un repaso por sus interpretaciones
Milagros Amondaray
(0)
30 de enero de 2015  • 14:19

Si uno se pone a repasar las nominaciones fácilmente pueda percibir cómo este fue un año en el que los Oscars apostaron por incluir en los cuatro quintentos actorales a intérpretes que en raras oportunidades estuvieron cerca de una ceremonia de premiación tan importante. Desde la candidatura de Steve Carell por su impresionante transformación en Foxcatcher hasta el debut de los británicos Eddie Redmayne (La teoría del todo) y Benedict Cumberbatch (The Imitation Game), este año la Academia destacó a los novatos. A continuación, una mirada a cuatro actrices que recibieron su primera nominación a fuerza de personajes complejos que van más allá de ser meros acompañantes de los roles masculinos:

*1. EMMA STONE

Emma Stone en Birdman
Emma Stone en Birdman Fuente: Archivo

  • Película: Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)
  • Director: Alejandro González Iñárritu
  • Chances de ganar en categoría secundaria: nulas
  • El personaje que interpretó: Sam
  • En lo que vendría a ser un bienvenido cambio de registro para Emma Stone - uno que ya había comenzado a llevar a cabo con Historias cruzadas -, la actriz dejó de lado la imagen de chica adorable que podría haber formado parte de una película de John Hughes (así lo entendió el realizador Will Gluck cuando le dio el papel de Olive en el brillante homenaje a Hughes Easy A) y apostó por una interpretación mucho más oscura en Birdman. En el film de Alejandro González Iñárritu, Sam (Stone) opera como la voz de la razón de su padre Riggan ( Michael Keaton ), incluso cuando ella parece ser la parte más débil de esa dinámica un tanto volátil. En pleno proceso de rehabilitación, intentando encauzar su vida trabajando en la obra de teatro de su padre y pasando sus ratos de ocio al borde de un precipicio, Sam es un componente vital del film, de modo tal que su rostro sobre el final resignifica no solo el destino de Riggan sino también su propia postura ante ese fenómeno que fue su padre. Tanto en esa conclusión como en la escena que dejamos más abajo, Stone se muestra magnética, pero es en los momentos íntimos que comparte con Keaton donde mejor se percibe su gran potencial dramático.

*La escena que le valió la nominación:

*2. FELICITY JONES

Felicity Jones en La teoría del todo
Felicity Jones en La teoría del todo Fuente: Archivo

  • Película: La teoría del todo
  • Director: James Marsh
  • Chances de ganar en categoría principal: nulas
  • El personaje que interpretó: Jane Hawking
  • Para corroborar el enorme talento de Felicity Jones no hace falta más que rastrear el díptico del realizador independiente Drake Doremus que empezó con Like Crazy y continuó con Breathe In. En la primera película, Jones interpretaba a una joven con una concepción del amor bastante ingenua, mientras que en la segunda era una suerte de femme fatale que ponía en riesgo la vida de familia de un hombre encandilado ante su presencia. En ambos casos, Doremus filmó a su musa poniendo de relieve su incuestionable belleza, pero como si la misma estuviera acompañada de una fragilidad innata. En La teoría del todo, a Jones se le permite combinar ambas cualidades (lo naîf de Like Crazy y lo áspero de Breathe In), siempre respetando la palabra de Jane Hawking, en cuya autobiografía Travelling to Infinity está basado el film de James Marsh. De este modo, la ex mujer de Stephen pasa a ser mucho más que la esposa devota que cree que el amor lo conquistará todo. A medida que la película va mutando en retrato del quiebre de la utopía del matrimonio perfecto, Jones, muchas veces con solo una mirada, transmite esa mezcla de frustración, dolor y resignación convirtiéndose así en el corazón de esta biopic que parece moverse en la comodidad para terminar siendo profundamente devastadora.

*La escena que le valió la nominación:

*PATRICIA ARQUETTE

Patricia Arquette en Boyhood
Patricia Arquette en Boyhood Fuente: Archivo

  • Película: Boyhood
  • Director: Richard Linklater
  • Chances de ganar en categoría secundaria: todas
  • El personaje que interpretó: Olivia
  • Patricia Arquette ya puede ir preparando su discurso de aceptación porque no hay manera de que le saquen el Oscar de sus manos. La historia detrás de Boyhood ya es por demás conocida: Richard Linklater filmó la película en un lapso de doce años, concibiendo así una obra maestra sobre el tiempo, tópico que el realizador toma, desgrana y expulsa hacia afuera con una naturalidad extraordinaria (como ya lo había hecho con la trilogía de Antes del amanecer). En Boyhood, Arquette es la figura omnipresente, esa madre que protege a sus hijos en momentos cruciales, ya sea al distanciarlos de un padrastro abusivo como al leerles un cuento a la noche para que no sientan la ausencia de su verdadero padre. Linklater hace algo brillante con el personaje de Olivia (que además es el nombre de la fallecida mamá de Arquette): le da un propósito que excede a sus hijos y que se vincula con su deseo de superación, lo cual la conduce a estudiar y a explotar su vocación, muchas veces dando un consejo a un tercero que termina modificando su vida. La actuación de Arquette es sutil en el mejor sentido del término, a partir de detalles como organizar el pago de las cuentas o planear la reunión de graduación de Mason (Ellar Coltrane). Por lo tanto, cuando la última escena de Olivia se acerca, al tiempo que su hijo se va a la facultad, todo lo que sale de su boca es tan certero ("pensé que iba a haber más...") que es imposible no empatizar con ella, no quebrarse y no extrañarla cuando ya no está en pantalla.

*La escena que le valió la nominación:

*ROSAMUND PIKE

Rosamund Pike en Perdida
Rosamund Pike en Perdida Fuente: Archivo

  • Película: Perdida
  • Director: David Fincher
  • Chances de ganar en categoría principal: nulas
  • El personaje que interpretó: Amy Dunne
  • Rosamund Pike contó en varias oportunidades que al escucharlo hablar a Jake Gyllenhaal sobre la experiencia de trabajar con David Fincher en Zodíaco sintió una enorme envidia por esa apasionada forma de abordar el proceso de filmación. Por lo tanto, cuando llegó el momento de audicionar para el personaje de Ammy Dunne en Perdida, Pike hizo todo el esfuerzo posible para quedarse con el papel. El resultado es una interpretación feroz, que si bien presenta algunos desniveles en el uso de la voz en off (que no tiene los matices necesarios para volver a Amy la figura compleja que efectivamente es), al mismo tiempo tiene momentos inspiradísimos, como aquellos en los que esta mujer se despoja de su imagen perfecta para convertirse en la antítesis de las "cool girls" sobre las que escribió Gillian Flynn en su best-seller. En la secuencia que dejamos hoy (y que por su edición frenética y musicalización ídem parece salida de la obra maestra de Fincher, Red social), Rosamund se adueña del monólogo de Flynn con una voracidad que hiela la sangre y que nos anticipa que, cuando estamos ante la presencia de Amy, el otro partícipe de este juego perverso (Nick, interpretado por Ben Affleck ) carece tanto de densidad como de atractivo.

*La escena que le valió la nominación:

PARTICIPACIÓN. ¿Cuál de estas cuatro interpretaciones femeninas les gustó más?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.