Suscriptor digital

Impugnarán la postulación de Carlés a la Corte Suprema por mentir en su CV

El candidato del Gobierno para la vacante de Zaffaroni indicó que fue asesor letrado del Colegio Público de Abogados; Rizzo, ex presidente de la entidad, sostuvo que nunca trabajó allí
Adrián Ventura
(0)
31 de enero de 2015  

"El candidato de Cristina Kirchner para la Corte Suprema mintió. En su currículum, Roberto Carlés dijo que fue asesor jurídico del Colegio Público de Abogados en 2004. Pero nunca trabajó en nuestra entidad. Es falso. El lunes lo vamos a impugnar ante el Ministerio de Justicia", afirmó a LA NACION Jorge Rizzo, ex presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Carlés, un profesional de 33 años, fue propuesto esta semana por la presidenta Cristina Kirchner para reemplazar a Eugenio Zaffaroni, de quien Carlés es discípulo. Pero su currículum vítae muestra graves inexactitudes y omisiones.

En efecto, por un lado, en contra de lo que dice el documento que acompaña la propuesta de la Presidenta y que ahora está en el Ministerio de Justicia, Carlés no fue asesor letrado de la entidad profesional. Y, por otro lado, omitió decir en qué dependencia del Senado sí trabaja como asesor, donde fue designado por el vicepresidente Amado Boudou.

Rizzo, que presidió el Colegio Público hasta el año pasado, explica: "En su CV, el joven jurista sostiene que fue asesor jurídico del Colegio Público de Abogados [Asuntos Jurídicos, en enero de 2004]. Pero Carlés en esa época era todavía un estudiante de Derecho. Según su CV, se recibió al año siguiente. Y, además, la titular de la Asesoría Jurídica era una profesional, Gabriela Nasser, nunca un estudiante".

"Carlés aspiró a trabajar allí, como pasante y cadete, pero los abogados le explicaron el trabajo y nunca se presentó. Ni siquiera hubo que despedirlo", completó Rizzo.

En la Justicia no son pocos los que creen que la Presidenta está impulsando a Carlés para distraer la atención y, además, intentar una maniobra similar a la que hizo con Daniel Reposo como procurador general. Intentó hacer pasar un elefante por una cerradura, para disimular su verdadero propósito, afirman en Tribunales.

En efecto, cuando hubo que nombrar al reemplazante del procurador general Esteban Righi, Cristina propuso a Reposo sabiendo que el Senado no lo aprobaría. Pero el estrepitoso naufragio de su pliego hizo más fácil que, después, la oposición aceptara el pliego de Alejandra Gils Carbó.

Ahora, el pliego de Carlés está en el Ministerio de Justicia, para que las entidades y personas manifiesten su apoyo o rechazo.

No se presentó

"El lunes, sin falta, lo impugnamos. Cuando Hugo Germano era presidente del Colegio, llegó la propuesta de Carlés como aspirante, como pasante, por vía de Franja Morada que por entonces controlaba con la izquierda nuestro Colegio. Durante enero de 2004, nuestros abogados estuvieron 15 días explicándole cómo sería el trabajo, insisto como procurador y cadete, pero el 1° de febrero de ese año ni siquiera se presentó para comenzar", sostuvo Rizzo a LA NACION.

Pero ésa no es la única inexactitud del currículum que acompaña el pliego del candidato de Cristina Kirchner. Hay una omisión. Curiosamente, el abogado, doctor en Derecho por la Universidad de Guatemala, escribió que ingresó en el Senado de la Nación, pero no precisó en qué dependencia. Se trata de la Dirección de Obras y Servicios Generales, un sector que se encarga, entre otras cosas, del mantenimiento edilicio de la Cámara alta.

El doctor Carlés llegó allí con el aval de Amado Boudou, que le otorgó el rango de categoría A1 en la "planta temporaria", lo que significa que gana un sueldo de unos 40.000 pesos. Quien habría recomendado a Carlés para que Boudou tomara esa decisión habría sido Zaffaroni, el ex juez de la Corte al que Carlés llegaría ahora para reemplazar. Boudou y Zaffaroni, según ellos mismos lo reconocieron, son amigos y compartieron asados y cumpleaños.

El candidato del Gobierno consignó entre sus "antecedentes laborales" que es "asesor del Honorable Senado de la Nación [1603/OC-AR]; [enero 2012-actualmente]". Pero no especificó que está contratado para trabajar en la Dirección de Servicios y Obras, un sector que se dedica a las refacciones edilicias y que tiene muy escasa influencia en el trámite de sanción de las leyes. Allí Carlés habría estado encargado de supervisar las compras y licitaciones de la Cámara alta.

En un primer momento, en enero de 2012, Boudou le asignó a Carlés la categoría A3 en la "planta temporaria", pero dos meses después, en marzo de ese año, lo ascendió a la categoría A1. Ahora, lo impulsan para la Corte Suprema.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?