Suscriptor digital

Ahora, Lodeiro completa el círculo: casi US$ 8 millones

Otra exagerada política de compras xeneize; en el semestre pasado, gastó 11
(0)
1 de febrero de 2015  

MENDOZA (De un enviado especial).- Presionado Daniel Angelici, el presidente. Satisfecho Rodolfo Arruabarrena, el técnico. Preocupado el mundo xeneize, más allá de los réditos en la cancha: lo que gasta (o invierte, los resultados se verán en los días por venir) el club en el mercado de pases es un asombro. Ahora, sellado el pase de Nicolás Lodeiro, el uruguayo que actúa en Corinthians, a cambio de 2.800.000 de dólares por el 55 por ciento de la ficha y con un contrato de tres años, el club xeneize dejó en el camino unos 8.000.000 de dólares en el verano. Una cifra impactante.

Para Boca, los mercados de pases son sinónimo de complicaciones, de negociaciones que se transforman en novelas y gestiones, muchas, en vano. Si hace seis meses la dirigencia invirtió U$S 11 millones en desequilibrio (jugadores de la mitad de la cancha hacia adelante), ahora lleva gastados tres millones menos en defensores y en un creativo.

Nombre por nombre, el mercado de pases parece ser tan confuso como el anterior, con Carlos Bianchi como conductor. Vale la pena revisar los nombres originales. El candidato a vestir la camiseta número 3 y jugar en el lateral izquierdo era Milton Casco, de Newell's. El segundo nombre era Nicolás Tagliafico, de Banfield. El que terminó aterrizando para defender por la izquierda es un viejo conocido de los xeneizes: Luciano Monzón. El lateral arribó procedente de Catania, a préstamo con cargo: alrededor de U$S 231.000 por un año.

En el centro de la defensa están los mayores dolores de cabeza. Pensaban contar en la zaga con Lucas Orban (Valencia)-Fernando Tobio (Palmeiras). El uruguayo Alexis Rolín (Catania) y Marco Torsiglieri (Metalist, de Ucrania) eran el plan B y fueron quienes llegaron. El zaguero charrúa arribó a la Bombonera con apenas 306 minutos de fútbol con la camiseta de Catania y a cambio de 500.000 euros. Marco Torsiglieri, entre la cesión y el contrato, llegó por un millón de dólares. El lateral derecho era Matías Rodríguez, de Gremio de Porto Alegre, pero se presentó Gino Peruzzi, ex Vélez. A Pablo Pérez, ex Málaga, sí lo quería el Vasco. Cristian Pavón, una apuesta, estará dos meses inactivo por la fractura del quinto metatarsiano izquierdo, y el arquero Guillermo Sara será suplente. Ahora, con Lodeiro, se completa el círculo de los 8 millones. Cifras increíbles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?