Suscriptor digital

Fayt ratificó que no renunciará y Carlés recibió nuevas objeciones

El Colegio de Abogados impugnó al postulante del Gobierno
Adrián Ventura
(0)
3 de febrero de 2015  

"No pienso renunciar mientras tenga fuerzas para seguir cumpliendo mis responsabilidades. Quiero seguir prestando servicios a la República", aseguró ayer el ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt.

En tanto, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal impugnó ayer al candidato que postuló la presidenta Cristina Kirchner para la Corte, Roberto Carlés. "Carlés mintió. En su currículum dijo que había sido asesor jurídico del Colegio, cuando sólo aspiró a ser un pasante", dice el escrito que firma el presidente del Colegio, José Roberto López. Carlés, por su parte, terminó admitiendo que sólo fue pasante.

El Gobierno tiene por delante la tarea de cubrir la vacante que abrió la renuncia de Raúl Zaffaroni -sitio para el que la primera mandataria propuso a Carlés- y sabe que la oposición no le facilitará la mayoría agravada de dos tercios necesarios para aprobar el pliego. Todo el arco político no kirchnerista firmó un acuerdo en ese sentido.

Por eso, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, salió a embestir contra Fayt con la disimulada intención de producir una segunda plaza que facilite la negociación política. Fernández había dicho que debería practicársele a Fayt un peritaje para saber si está en condiciones de ejercer el cargo.

Sin embargo, el jurista, que el domingo cumplió 97 años y que, desde 1983 -cuando fue nombrado- se comportó como uno de los jueces más independientes del alto tribunal, salió al cruce de Fernández. "No me siento presionado por el Gobierno para renunciar, pero igualmente quiero dejar en claro que no lo haré. Soy sencillamente un servidor de la República que tiene responsabilidades que cumplir y es importante cumplirlas con lealtad, patriotismo y un profundo deseo de que las cosas marchen mejor y de que los ciudadanos vivan honradamente", afirmó.

En tanto, ayer, el Colegio Público de Abogados, con la firma de su presidente, José Roberto López, impugnó ayer, ante el Ministerio de Justicia, la nominación de Carlés para la Corte.

"Carlés mintió en su currículum. Falseó la verdad, porque no puede desconocer que ser pasante no es lo mismo que ser asesor jurídico", dice el texto que presentó la entidad, que recuerda que en sus antecedentes el candidato aseguró haber sido "asesor jurídico del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (Asuntos Jurídicos, enero de 2004)".

"O el candidato a ocupar un sitial en el órgano que resulta ser el último intérprete de la Constitución nacional mintió a sabiendas cuando afirmó que fue asesor del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal o ignora aún hoy que nadie que no sea abogado puede ser asesor jurídico", afirmó. La presentación recuerda que Carlés, en 2004, era estudiante de derecho y "se presentó para conocer y capacitarse en el ámbito de este Colegio Público de Abogados de la Capital Federal en el marco de una pasantía implementada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. La Asesoría Letrada contaba y cuenta con personal que desempeña diversas funciones, entre ellas cadetería, tareas administrativas, de procuración y asesoramiento jurídico, esta última a cargo exclusivamente de abogados matriculados".

Ayer, en declaraciones periodísticas, Carlés reconoció que no trabajó como abogado: "Hice una pasantía, pero quizá para no poner en evidencia la precariedad de la forma de la contratación no nos llamaban pasantes, sino asesores. ¿Me contrató el Colegio de Abogados? Sí. ¿Fue una pasantía? Sí. ¿Cobré? Sí, por las semanas que trabajé", resumió. En cambio, en el Cpacf aseguran que Carlés sólo aspiró a ser pasante, pero tampoco lo fue, porque no se presentó a trabajar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?