Suscriptor digital

Arroyo Salgado en el Senado: "Los juicios de valor condicionan la labor judicial"

La ex esposa del fiscal se presentó en el Congreso para dar su punto de vista sobre los hechos en torno de la muerte de Nisman; "Debemos fortalecer la independencia de poderes", dijo; pidió prudencia, respeto y ética
(0)
12 de febrero de 2015  • 17:55

Sandra Arroyo Salgado, la ex mujer del fiscal Alberto Nisman, participó esta tarde de la audiencia pública en el Senado organizada por la oposición, para debatir las implicancias de la muerte del fiscal. Había gran expectativa por sus palabras.

"Quiero dejar aclarado que yo concurro a este espacio al que me invitaron sin ninguna intencionalidad política, no soy oficialista ni opositora. En esta coyuntura no tengo una definición política", aclaró en el inicio de su alocución.

Luego continuó: "Todo juicio de valor, aprobación o desaprobación, provenga del ámbito del que provenga interfieren y condicionan la labor del poder judicial. Pido prudencia, respeto, ética para la investigación de este hecho que nos conmovió como sociedad para mis colegas que les toca investigar este hecho". Esto para "no seguir politizando" la investigación de la muerte del fiscal y "dejar que la justicia y el Ministerio publico fiscal trabajen tranquilos".

Arroyo Salgado, que se presentó como una persona en búsqueda de la verdad por la muerte del padre de sus hijas, dijo: "Debiera ser la actitud no sólo de los funcionarios del poder ejecutivo, legislativo y la sociedad en su conjunto el tratamiento ético de los medios de comunicación social que no sólo condicionan el ánimo y la actuación de algunos funcionarios, sino también su rol es súmamente importante como formadores de la opción pública".

"Dejar trabajar a la Justicia"

Se focalizó en la importancia de dejar trabajar a la Justicia y no interferir desde ningún sector:

"Todo juicio de valor, aprobación o desaprobación, provenga del ámbito del que provenga,

en una investigación incipiente, de un hecho que ocurrió hace poco menos de un mes, interfieren y condicionan la labor del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal". Y agregó: "Quiero hacer un pedido como servidores públicos de que debemos fortalecer la independencia de poderes y dar el ejemplo a la sociedad y respetar el espacio de otro poder y dejar que la justicia actúe tranquila. Y creer en las instituciones de la república".

Solicité a la Defensora General de la Nación someter a consideración del programa la posibilidad de denunciar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Además, la ex mujer de Nisman, dijo: "Les pido a quienes compartan esta reflexión estar a la altura de las circunstancias y no seguir politizando en un hecho en que restan muchas cosas por despejar, más allá de la convicción que tiene su familia y que ha trascendido en los medios". Esto en directa referencia a la hipótesis que sostiene la familia, que no cree en que que haya tratado de un suicidio.

Según consideró, "exponiendo los cursos de investigación, lejos de contribuir a la búsqueda de la verdad, no ayuda esta sobre exposición mediática, por el contrario facilita a la impunidad". Dijo: "Por eso hicimos esta presentación frente a la fiscalía, para que se le de el mismo proceso que a los demás procesos en trámite, que estable que los sumarios sólo son públicos para las partes, que ahora tomamos conocimiento de las medida de pruebas a través de los medios antes que por la notificación en tiempo y forma que exige el código". Y cuestionó: "Basta visitar los sitios web de la justicia para tomar conocimiento de todas las medidas de pruebas que se hicieron".

Arroyo Salgado dijo que pidió "un veedor" internacional para que siga de cerca la investigación como ocurrió con el juicio por el atentado a la AMIA

Sobre el final, agregó: "En el día de hoy, en nombre propio y de mis hijas solicité a la Defensora General de la Nación, someter a consideración del programa la posibilidad de denunciar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos" y que "un veedor" internacional siga de cerca la investigación como ocurrió con el juicio por el atentado a la AMIA.

Despedida con un aplauso, Arroyo Salgado agradeció y se fue del recinto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?