Suscriptor digital

Golpe al campeón: Racing perdió ante Rosario Central en el estreno del título

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Racing Club

Racing Club

  • P
Rosario Central

Rosario Central

Sebastián Saja cometió un error y el juvenil Franco Cervi anotó el único tanto del partido para el visitante en el debut de Eduardo Coudet como técnico
Christian Leblebidjian
(0)
14 de febrero de 2015  • 00:28

El campeón Racing sufrió un inesperado traspié en el debut
El campeón Racing sufrió un inesperado traspié en el debut Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Año nuevo, vida nueva. El optimismo de ese refrán no concuerda esta vez con la realidad. Racing comenzó el torneo con una imagen totalmente opuesta a la del equipo campeón en 2014. Su gente acompañó con la resaca de felicidad por el campeonato conseguido. Pero el arranque fue inesperado. Nada de firmeza, solidez y contundencia. Todo fue confusión, inseguridad e intrascencencia. Así Central le ganó con justicia 1-0 y le cortó un invicto de nueve partidos, en los que había ganado ocho cotejos y empatado uno. Pero más allá de lo malo de Racing , también debe destacarse el juego del ganador, con muchos chicos habilidosos que mostraron chispazos de calidad y fútbol de buen nivel.

Así como sucede en la vida, el fútbol está lleno de paradojas. Racing regó el sector de la cancha donde iba a atacar en el primer tiempo. Sin embargo, el equipo que mostró velocidad y criterio en el juego fue Rosario Central. En su debut como DT, Eduardo Coudet plantó un equipo rápido, con dinamismo a partir de un esquema 4-1-4-1, con explosión en ataque y movilidad. En los laterales, dos zurdos se movían y molestaban a la insegura defensa de Racing: Franco Cervi , por la derecha, y Jonás Aguirre, por la izquierda. El planteo agresivo tuvo el plus de encontrarse a los 3 minutos con la ventaja que terminó siendo definitiva, cuando Sebastián Saja falló en una salida, Barrientos presionó y Cervi definió con sutileza por encima del arquero.

Desde entonces, con la supremacía en el marcador, el campeón fue un fantasma en comparación con el que hace tan poco ganó el título. Fue un equipo nervioso, al que le costó encontrar precisión en la entrega de la pelota. El conjunto de Cocca no tuvo nada de elaboración, mostró delanteros estáticos y con muy poca participación en el juego, y para peor, cuando llegaba a tres cuartos de cancha por las bandas, los ejecutores de los centros ( Gastón Díaz , Pillud , Grimi o Acuña ) lanzaban mal los envíos en busca de una cabeza salvadora. Tanto es así que en la primera mitad no generó ninguna llegada de riesgo, mientras los chicos de Central visitaban muy seguido el área de Saja.

El segundo tiempo no cambió su esencia en lo mínimo. Es más: apenas comenzó, Cervi realizó una gran maniobra (otra más en su excelente noche para presentar ante mucha gente que no sabía de su capacidad) y Saja se reivindicó del error del primer tiempo con una gran tapada ante José Luis Fernández. Lo que siguió fue más de lo mismo. Mucha presión de Central sobre Videla y Aued en la salida de Racing para cortar el comienzo de la gestión de juego del local. Eso provocó que la Academia no tuviese juego. Por el ímpetu de su gente, intentó generar algo en ofensiva, pero recién a los 34 minutos creó una oportunidad de gol con un remate de larga distancia de Camacho bien resuelto por Caranta .

El comienzo del campeón no fue el esperado. Ni siquiera estuvo cerca. En el resultado, se interrumpió una larga racha victoriosa. Sin embargo, peor todavía resultó lo mal que estuvo en la generación de fútbol. Allí el conjunto de Diego Cocca quedó lejos de ser ese equipo agresivo y contundente que festejó el título en diciembre. Muy lejos.

El gol de Cervi

Sin récord: Saja no pasó a Cejas. Con su error en el primer gol, Sebastián Saja quedó en 586 minutos sin recibir goles. Así, el récord de Racing sigue en manos de Agustín Cejas, con 666 (80 en 1965 y 586 en 1966). En la transmisión oficial equivocaron el dato y anunciaron que Saja batió el récord, un minuto antes del gol de Central.

Un freno. No más éxitos seguidos. Además de perder un invicto de nueve partidos, a Racing se le cortó una racha de seis éxitos oficiales seguidos.

Diez años después. La última vez que Central había ganado ante Racing de visitante fue en 2005. Aquella vez también se impuso 1-0, con un gol de Marco Ruben.

Otra joya de la cantera rosarina. ¿Quién es ese chico?, se habrán preguntado muchos. Se llama Franco Cervi, tiene 20 años, anoche jugó su cuarto partido en la máxima categoría y anotó su primer gol. "Hay que llevarlo de a poco, pero es un fenómeno", dijo Coudet antes del partido. "Chacho me pide que encare cuando estoy mano a mano. En el gol me di cuenta de que Saja estaba adelantado y le pegué", afirmó el joven nacido en San Lorenzo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?