Tras el Carnaval, fue una odisea volver de la costa

A las complicaciones provocadas por el puente averiado se sumaron demoras por dos accidentes
(0)
18 de febrero de 2015  

El regreso a casa de los 400.000 viajeros que pasaron los feriados de Carnaval en la costa atlántica -uno de los destinos más elegidos- fue una tarea tediosa y complicada desde las primeras horas de ayer, cuando un incidente de tránsito que involucró a tres vehículos dejó siete heridos en el kilómetro 123 de la ruta 2, a la altura de Chascomús. El tránsito fue lento y sostenido por esta zona cercana al averiado puente Guerrero, en el kilómetro 166, que funcionaba con un carril cerrado desde el viernes 13.

El intento de quienes decidieron encarar la ruta 2 bien temprano para evitarse demoras quedó en la nada cuando, a las 6.30 de ayer, un Ford Escort que transitaba por la mano rápida impactó de lleno contra una Volkswagen Surán que circulaba en su mismo sentido y que, a su vez, chocó contra una camioneta Ford F100 que venía por la mano lenta y arrastraba un pequeño tráiler. Los heridos fueron trasladados al hospital de Chascomús sin lesiones de gravedad. Por la tarde, un hombre de 27 años que conducía alcoholizado fue detenido en Mar Chiquita cuando chocó a dos vehículos y tras una persecución policial de 20 km.

Estos incidentes de tránsito agravaron las dificultades para transitar hacia y desde la costa atlántica que caracterizaron este feriado largo. Los problemas comenzaron cuando, el viernes, cedió 20 cm el puente Guerrero, sobre el río Salado, a la altura de Castelli. El tránsito sobre el puente fue cerrado por el Ministerio de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires durante varias horas y reabierto parcialmente y sólo para tránsito liviano.

El ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, negó cualquier peligro de derrumbe y difundió alternativas sobre el kilómetro 179,5 y 184, que también resultaron colapsadas en tiempo récord: un carril abierto hacia el Norte y otro con una especie de "by pass" en la mano que va a hacia Mar del Plata (se invirtió su dirección). Desde este último, los conductores debían primero tomar la ruta 41 y, luego, la 57, para volver a la autovía 2 a la altura de Lezama. Se estima que la situación complicó a más de 2200 vehículos por hora.

Más suerte tuvieron quienes regresaron a la ciudad durante la noche de ayer. La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) contó 2500 vehículos entre las 20 y las 21. El tránsito por el puente Guerrero funcionó, finalmente, sin dificultades, con dos carriles habilitados hacia la Capital Federal. Durante todo el fin de semana, cientos de turistas expresaron en las redes sociales su descontento por las demoras y la lentitud del tránsito en la zona.

Por último, se resolvió liberar el peaje de Samborombón, en ambos sentidos, hasta hoy. Casi 1800 vehículos circularon, por hora, por ese tramo de la autovía 2 alrededor de las 17; un número que se triplicó después de las 18 (un día cualquiera circulan entre 200 y 500). Desde ese horario se aplicó la restricción a la circulación para camiones de más de 3500 kilos por todas las rutas nacionales y accesos a la Capital Federal. Desde Vialidad Nacional sugirieron entrar por autovía 2, ruta 11 luego, y autopista Cañuelas-Ezeiza después, a quienes viajaban desde la costa atlántica.

A quienes volvieron del Partido de la Costa se les sugirió tomar la ruta 11 y empalmar con la ruta 36 hasta la ciudad de La Plata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.