Revelan que el matrimonio de Alex Freyre y José Di Bello fue por militancia

El periodista y activista por la causa Bruno Bimbi cuenta que dio a conocer ahora la historia porque "Freyre se cansó de avergonzarnos a todos. Y alguien lo tenía que decir"
(0)
27 de febrero de 2015  • 17:29

Hay personas que se casan para sumar puntos a la hora de adoptar, hay otras que lo hacen para tener ingresos más elevados y poder sacar un crédito, están los que se casan para conseguir otra ciudadanía, o para tener obra social, también porque el hijo de ambos ingresa a la escuela, están los que se casan porque la mujer quedó embarazada, otros porque llevan muchos años de novios, algunos mayores se casan para dejarle la pensión a su pareja. Razones hay miles.

El caso de Alex Freyre y José María Di Bello fue otro: se casaron por militancia. Fueron el primer matrimonio gay de la Argentina. Pudieron hacerlo a fines de diciembre de 2009, en Ushuaia, gracias a una medida judicial y esa unión resultó también la primera en América latina.

Lo que no se conocía públicamente, y que difundió hoy en su blog en TN el periodista y activista Bruno Bimbi, fue que le consta que se casaron por militancia y que no eran pareja. "Alex Freyre se cansó de avergonzarnos a todos. Y alguien lo tenía que decir", dijo Bimbi en un tuit al momento de publicar el post.

Freyre es una figura polémica, sus declaraciones siempre son recordadas porque es un militante ultra kirchnerista que por lo general no mide sus dichos. Entre los últimos están dos polémicas declaraciones sobre la marcha en homenaje al fiscal Alberto Nisman. "Néstor hace pis" y "En minutos vomita Dios", fueron los mensajes que Freyre escribió y luego decidió borrar, disculpas mediante. Poco después de esto, Di Bello anunció por Twitter que la pareja estaba en pleno proceso de divorcio y separada desde hace meses. "Se hace muy complejo seguir esperando el momento oportuno para comunicar que hace meses que estamos separados y ya en proceso de divorcio".

Bimbi, conocedor del trasfondo por haber investigado durante años para escribir su libro sobre el matrimonio igualitario en la Argentina, decidió difundir este dato de la pareja como farsa porque sintió que se había ido demasiado lejos con la mentira. "Al principio había sido por una causa justa pero acabó transformándose en el show mediático de una persona ambiciosa [en referencia a Freyre], que se creyó el personaje y lo usó para sacar rédito. Ya no es más por una causa. Y ya superó todos los límites", escribió el periodista en el blog.

El secreto sale a la luz

Allí, en ese espacio, decidió contar esa verdad que fue un secreto compartido entre los militantes por la diversidad sexual. Bimbi replica aquel momento, cuando aún no existía la ley de matrimonio igualitario y una pareja debía asumir ese rol: "Ahora necesitábamos dos hombres o dos mujeres que presentaran el próximo amparo en capital, en el fuero contencioso administrativo, y se prepararan para, si todo salía bien, ser los primeros en casarse".

Bimbi, que estuvo en esos días de pura militancia, dice que no había candidatos. Revela así uno de esos momentos:

-José y yo estamos dispuestos a hacerlo -dijo Alex Freyre en una reunión, en la sede de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, que nos había prestado una oficina para que la Federación contara con una sede provisoria.

-¿José y vos están en pareja? -preguntó María Rachid, presidenta de la Federación LGBT, sorprendida.

-Eso no importa -dijo Alex, muy seguro-. Esto es un compromiso militante y la Federación necesita que alguien lo haga. Nosotros no les tenemos miedo a las cámaras, tenemos experiencia en el manejo con los medios, somos activistas desde hace muchos años y nos sabemos el discurso de memoria. Después, si nos tenemos que casar, nos casaremos, que todo sea por la causa.

Alex y José no eran pareja.

El periodista contó que en su momento él le dijo a Freyre: "Si alguien se entera y, ponele, el diario LA NACION publica que ustedes no son pareja, perdemos toda la credibilidad y todo el mundo se nos va a poner en contra".

Freyre le respondió -según el blog de Bimbi: "Eso no va a pasar. Y si pasa, nosotros lo vamos a negar a muerte. Además, aunque no seamos novios, nos queremos de verdad y hemos cogido mil veces. Eso lo saben todos los que nos conocen".

Freyre ganó la pulseada. Se casaron y siguió la historia conocida por todos: fueron en los papeles maridos durante estos cinco años.

La expulsión de Freyre

El presidente de la federación Argentina LGBT, Esteban Paulón, dijo a LA NACION que en el momento en que Alex y José María les pidieron presentar el amparo por matrimonio, desde la Federación acompañaron esa solicitud. "Los acompañamos como lo hicimos y hacemos con todas las que llegaron por diversos temas, sin inmiscuirnos en la vida privada de cada pareja o persona.", dijo.

"En ese sentido ellos expresaron voluntad de casarse y, sin impedimentos de por medio, avanzamos con el apoyo a su pedido. Una vez celebrado el matrimonio y aprobada la ley de identidad de género las actitudes personalistas de Alex, que intentó sacar provecho personal todo el tiempo sin pensar en lo colectivo, nos llevaron a expulsarlo por unanimidad de las organizaciones de la FALGBT en febrero 2011", relató. Esto ocurrió tan sólo 6 meses después de aprobada la ley.

"Personalmente creo que, una vez logrado el objetivo de la ley - para la que al igual que tantas personas pusieron el cuerpo -, ellos deberían haberse sincerado en cuanto a qué relación querían y qué era lo que sentían. Y eventualmente expresar abiertamente el motivo que los llevó a querer celebrar la boda", opinó Paulón.

"Las demás circunstancias personales las desconozco y también no me corresponde opinar al respecto por pertenecer a la esfera privada de ambos", concluyó uno de los principales militantes por la diversidad sexual en la Argentina.

Debido a la sensibilidad del tema la nota fue cerrada a comentarios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?