Nahón calificó el fallo de Griesa de "absurdo"

La embajadora instó a abordar la deuda desde una óptica no sólo económica
Silvia Pisani
(0)
5 de marzo de 2015  

WASHINGTON.- La embajadora Cecilia Nahón desacreditó aquí por "absurdo" el fallo del juez Thomas Griesa que llevó a la Argentina a un default selectivo. Lo hizo en un plenario académico en el que, además de embestir contra los fondos buitre y "su afán de riqueza sin fin", llamó a reflexionar sobre el "perfil social, de derechos humanos y no solamente económico" que "el mundo debe darles" a los procesos de reestructuración de deuda.

Fue la primera vez que se escuchó a Nahón en una defensa pública de la posición del Gobierno en el litigio por la deuda en default. En dos años al frente de la embajada argentina en Washington, sí participó como presentadora o moderadora de paneles de discusión sobre la materia.

El escenario elegido fue la Escuela de Leyes de la American University, una sede que ha mostrado sintonía con la posición argentina. A su lado estaba el consejero legal del Fondo Monetario Internacional, Sean Hagan, que reiteró la "preocupación" del organismo por el impacto "sistémico" que podrían tener fallos que afectan una reestructuración.

Nahón omitió referencias al futuro del proceso negociador, ahora estancado, por el que Griesa llamó a una negociación entre el Estado y los fondos que ganaron el juicio en Nueva York. Esa duda es recurrente aquí cuando se habla del futuro argentino.

Nahón empezó con la descalificación del fallo por el que Griesa condenó a la Argentina a un default parcial. "Es absurdo", dijo, tras señalar la "inédita" situación por la que a un país que "puede y quiere pagar" se lo impide un tribunal. Previno además que el amparo judicial para la estrategia de los fondos buitre "es un aliciente muy importante" para sabotear los procesos de reestructuración, y elogió la "creciente comprensión" de este argumento en foros como la Organización de las Naciones Unidas.

Los procesos de deuda no pueden estar a merced "de un grupo de millonarios que sólo buscan enriquecerse, que ni siquiera son ciudadanos de EE.UU., en cuyas leyes buscan amparo, porque están registrados en paraísos fiscales", recitó, y llamó a "reflexionar" sobre el hecho de que "el problema de la reestructuración" no debe abordarse sólo desde una perspectiva económica. "Hay cuestiones de derechos humanos, sociales y de posibilidades de crecimiento de un país que forman parte de la discusión".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.