Llegó la draga a Quequén

La semana última, Jan De Nul inició las tareas de profundización
(0)
10 de marzo de 2015  

La semana pasada arribó a Puerto Quequén la draga Amerigo Vespucci, de Jan De Nul, para arrancar con las tareas de profundización de la terminal bonaerense, que garantizará una operatoria con 45 pies de calado.

El Consorcio de Gestión del Puerto Quequén informó que la draga de succión llegó desde el puerto de Montevideo para dar inicio al contrato de dragado ganado por la belga, y trajo calma a la terminal debido a las demoras en su llegada. El contrato prevé "la recuperación de profundidades y mantenimiento de la estación marítima local por los próximos tres años", indicó el consorcio portuario por medio de un comunicado, tras aclarar que la obra será íntegramente "financiada por el fideicomiso de profundización de Puerto Quequén".

El directorio del ente portuario, optó por la oferta alternativa presentada por Jan De Nul que cotizó poco menos de 24 millones de dólares por considerarla "la más económica y conveniente a los intereses del puerto", agregó.

"Mediante la contratación aprobada por el directorio que implicará una erogación de casi 24 millones de dólares, Puerto Quequén se asegura el mantenimiento de las máximas profundidades alcanzables durante los próximos tres años lo que permitirá la operación de buques a 45 pies de calado", destacó el presidente del consorcio, Martín Caraffo.

"Las obras de dragado se efectuarán mediante campañas sucesivas con dragas de succión y dragas de inyección de agua. La embarcación que llegó a Puerto Quequén permanecerá por un período de tres meses en nuestra estación marítima", destacó el directivo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.