Suscriptor digital

Las ventas de propiedades caen a los niveles de enero de 2002

El mercado no encuentra su piso y comenzó 2015 con una baja de 15,1% respecto de enero pasado; hubo un leve descenso en el precio de los departamentos usados
(0)
10 de marzo de 2015  

El mercado inmobiliario continúa en picada y no encuentra su piso. En enero, las ventas de propiedades en la Capital Federal volvieron a caer 15,1% en relación con el mismo mes de 2014 y de esta manera se derrumbaron a niveles prácticamente similares a los de enero de 2002, cuando la economía argentina enfrentaba la peor crisis de la historia.

Ayer el Colegio de Escribanos de la ciudad de Buenos Aires informó que en enero último se concretaron 1723 operaciones de compraventa de inmuebles en la Capital Federal por un total de $ 1614 millones de pesos, monto que implica una baja interanual en pesos de 73,2%. La caída fue aun mayor si se compara con los resultados de diciembre (-55,7%), aunque en este caso el factor estacional y la vacaciones de verano tienen una influencia que torna menos relevante la comparación.

"Los resultados de enero son una clara señal de que el mercado está prácticamente congelado, con una demanda que está esperando para ver qué puede pasar después de las elecciones", explicó Germán Gómez Picasso, director de la consultora Reporte Inmobiliario. En la firma además precisaron que el número de escrituras del primer mes del año estuvo apenas 2,6% por encima de las concretadas durante enero de 2002. En pleno corralito bancario y después de una sucesión de cinco presidentes en poco más de diez días, en Buenos Aires se firmaron 1678 escrituras, es decir, sólo 45 operaciones menos que en enero de este año.

"La caída supera todas las expectativas. La lógica sería que con un dólar blue tranquilo y cotizando por debajo de los 13 pesos el mercado inmobiliario tendría que empezar a reactivarse, pero en los hechos las ventas siguen muy deprimidas", señaló el broker Armando Pepe.

Los escribanos porteños destacaron que, a diferencia de lo que venía sucediendo en los últimos meses, en enero el segmento menos golpeado fue el de las propiedades más caras. "La distribución de los actos en cinco segmentos por monto de operaciones arrojó en enero de 2015 una mayor concentración en la franja alta de más de $ 500.000, con una representatividad del 55,4% del total, mientras que las escalas inferiores perdieron 11 puntos porcentuales de relevancia respecto de un año antes", señaló el informe del Colegio de Escribanos.

El menor impacto que sufrieron las propiedades más caras se explica, aunque sea parcialmente, por la devaluación del peso, ya que en términos interanuales el valor medio de las escrituras en la Capital Federal tuvo un incremento del 19,6% en pesos, pero en dólares cayó 1,2%.

Los operadores inmobiliarios también destacan que el panorama es un poco mejor cuando se cruza la avenida General Paz. "Mientras que en Capital el mercado sigue muy frío, en la zona norte del Gran Buenos Aires vemos más movimiento y es más fácil encontrar operaciones que se cierran. Una posible explicación es que el valor del metro cuadrado fuera de la Capital Federal es más bajo, con lo cual se trata de productos más accesibles para el consumidor", señaló Iuri Izrastzoff de la inmobiliaria Izrastzoff Bienes Raíces.

Frente al derrumbe de las ventas, el gran interrogante es qué puede pasar con los precios de las propiedades. Ayer se conoció un informe del Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), que da cuenta de una evolución muy dispar en el valor de los inmuebles en la Capital Federal.

Según el estudio, en el último bimestre de 2014 los precios de los departamentos a estrenar tuvieron un aumento de 0,59% en dólares, hasta alcanzar un valor promedio de 2527 dólares por metro cuadrado, mientras que las unidades usadas sufrieron una baja de 4,5%, hasta tocar los US$ 2165.

Valores en baja

Al analizar los distintos barrios, también es posible encontrar variaciones muy marcadas en los precios de las propiedades. Según el informe de la UADE, en el último bimestre de 2014 el metro cuadrado de un departamento a estrenar en Palermo tuvo un crecimiento de 0,6%, contra la caída de 2,3% que se registró en Núñez o la baja de 1,1% en Belgrano.

En el caso de los usados, en cambio, el barrio más golpeado terminó siendo Palermo, con una baja de 5,4%, seguido de cerca por Belgrano (-4,9%).

"Desde la implementación del cepo al dólar el valor de las propiedades tuvo una caída considerable, que en algunos barrios llega al 20%. Lo que pasa es que muchas veces la gente no lo percibe porque se trata de una baja gradual, que en promedio no superó el 5% anual", explicó Izrastzoff.

El único elemento alentador para el sector es que, en términos regionales, Buenos Aires se convirtió en una plaza muy competitiva, lo que permite alentar una recuperación de la demanda en el mediano plazo.

"Hoy los precios de las propiedades en la Capital Federal están en promedio 20% por debajo del resto de las capitales de los países vecinos, con lo cual después de las elecciones de agosto se puede esperar una recuperación", señaló Pepe.

Un negocio que no da señales de recuperación

Caída récord

En enero, las ventas de propiedades en la Capital Federal tuvieron una caída interanual de 15,1%, en lo que constituye el peor comienzo de año desde enero de 2002

Dólar quieto

A diferencia de lo que ocurrió otros meses, los malos resultados de enero no se pueden atribuir a las turbulencias en el mercado cambiario

Cuestión de expectativas

Los operadores inmobiliarios explican que el mal momento del sector se explica por un problema de expectativas y no avizoran cambios hasta después de las elecciones primarias de agosto

Disparidad de precios

Según un estudio de la UADE, la caída en la demanda tuvo un impacto más fuerte en los precios de los departamentos usados, mientras que las unidades a estrenar resisten mejor

Del editor: qué significa. La parálisis del mercado inmobiliario, que ya lleva más de tres años, tiene una nueva lectura: nadie espera una reactivación hasta el cambio de gobierno

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?