Suscriptor digital

La zona sur tiene un nuevo centro de trasbordo

La ampliación del Metrobus en la Av. Sáenz, en Pompeya, beneficiará a 350.000 usuarios; costó $ 40 millones
Juan Landa
(0)
11 de marzo de 2015  

El nuevo centro de trasbordo en la avenida Sáenz, en Nueva Pompeya, que incluye la ampliación de los carriles del Metrobus del Sur, comenzará a funcionar desde este mediodía.

Las obras permitirán que más de 350.000 personas, que todos los días combinan el colectivo con el tren del ferrocarril Belgrano Sur, en la estación Sáenz, tengan un ingreso más accesible a la ciudad desde el sur del conurbano. En un futuro, con la llegada de línea H del subte, se estima que la cantidad de personas que circulan en la zona se multiplicará.

La obra, que demandó un presupuesto de 40 millones de pesos, posibilita que el Metrobus Sur, entre la Av. Rabanal y el FF.CC Belgrano Sur, pase a tener dos carriles de circulación exclusivos en cada sentido. De esta manera, desde hoy, 17 líneas circularán por el corredor y quedarán liberados tres carriles por sentido para los vehículos. De esta forma se busca reordenar el tránsito en la avenida. Igualmente, circularán por los carriles para automóviles servicios de colectivos expresos, que no usarán los centrales por cuestiones operativas. Ambas manos quedaron separadas por un cantero central.

Desde agosto de 2013, esta parte del Metrobus contaba con un solo carril y circulaban por allí cuatro líneas. Las restantes lo hacían por afuera, lo que provocaba corrientes embotellamientos en la zona. En octubre pasado, cuando comenzaron las obras del nuevo centro de trasbordo, el gobierno porteño tuvo que desmantelar lo inaugurado el año anterior. En la Secretaría de Transporte aseguraron que esto sucedió porque al momento de la construcción del Metrobus Sur estaba estipulado que el subte H pase por debajo de la avenida Sáenz, lo que luego se modificó (la ubicarán en un predio en Sáenz y Perito Moreno) y por eso, finalmente, se terminó ampliando la obra.

Con el objetivo de mejorar la calidad de espera de los pasajeros, también se construyeron 840 metros de nuevas dársenas. A diferencia de las anteriores dos estaciones, cortas e intercaladas, se implementaron dos continuas y enfrentadas que tendrán ocho paradas para diferentes líneas. Las estaciones pasaron a ser más amplias y con mayor capacidad para recibir pasajeros. Éstas, a pedido de los comerciantes de la zona, tendrán vidrios transparentes.

El nuevo ordenamiento de la avenida Sáenz permitirá beneficiar a 17 líneas de colectivos que circularán dentro del corredor. Las que tienen parada son: 46, 9, 15, 28, 31, 32, 75, 85, 91, 112, 115, 128, 160, 165 y 188. Las que no tienen parada son la 6 y la 150. La reestructuración de las paradas también implica que los colectivos sólo paren una vez en los 550 metros en los que se extiende el centro de trasbordo. Antes, algunos colectivos en ese tramo se detenían hasta tres veces. Por lo que los peatones tendrán que caminar más para llegar a sus paradas.

Si bien no hay una cálculo exacto, en la Secretaría de Transporte estiman que el tiempo de viaje se podría reducir considerablemente, ya que los colectivos tendrán menos paradas y, a la vez, podrán maniobrar por los carriles de sobrepaso. También se estima que los 35.000 vehículos particulares que transitan la zona por día lo harán con más comodidad y fluidez.

"El nuevo centro de trasbordo es una obra muy importante que beneficiará a miles de usuarios y además cambiará drásticamente la fisonomía de la zona. Esta idea estaba planificada en el proyecto inicial del Metrobus Sur", indicó Guillermo Dietrich, subsecretario de Transporte de la ciudad.

El funcionario agregó que en los primeros días de servicio habrá orientadores que ayudarán a los usuarios a adaptarse a las nuevas modificaciones.

Espacio público

El ordenamiento de la avenida también contempló obras de renovación del espacio público. Se reconstruyeron veredas, se amplió y renovó el sistema lumínico y se mejoró la accesibilidad para los peatones.

Al ser una zona inundable, también se llevaron a cabo una serie de obras hidráulicas.

Para la construcción del nuevo centro de trasbordo, se tuvo que ampliar la calzada de la avenida, por lo que la vereda se redujo de seis a cuatro metros. Antes de la obra, según el gobierno porteño, el ancho útil de esta vereda se reducía a la mitad, ya que el resto estaba ocupado por manteros y vendedores ambulantes. A partir de hoy los vecinos tendrán cuatro metros de veredas para su uso exclusivo.

Para los próximos meses están proyectados tres nuevos Metrobus: el Norte, que recorrerá Av. Cabildo y Av. Maipú; el San Martín (irá desde General Paz hasta Juan B. Justo) y el de la autopista 25 de Mayo. En tanto, el que recorrerá la Av. Paseo Colón, en la zona del Bajo porteño, se estima que estará finalizado el año que viene.

Por: Juan Landa

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?