La Justicia española rechazó la demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos

Ingrid Sartieu, una ciudadana belga de 48 años, aseguraba ser la hija del ex monarca; el Tribunal Supremo había aceptado en enero examinar la demanda, la primera contra el padre de Felipe VI después de su abdicación
(0)
11 de marzo de 2015  • 10:51

MADRID.- El Tribunal Supremo español rechazó hoy la demanda de paternidad interpuesta contra el rey Juan Carlos de España por la ciudadana belga Ingrid Sartieu, que asegura ser su hija, indicaron fuentes judiciales.

Los jueces aceptaron el recurso de Juan Carlos, que abdicó en 2014, contra la demanda presentada por Sartiau, una ama de casa de 48 años.

Se trataba de la primera acción legal contra el monarca de 77 años después de que perdiera su inmunidad total al abdicar el pasado junio en favor de su hijo Felipe.

El Tribunal Supremo aceptó en enero examinar la demanda de Sartiau, pero los abogados del rey Juan Carlos, jefe del Estado español desde 1975 a 2014, recurrieron la demanda en febrero.

La mujer belga también presentó un recurso dado que el tribunal no obligó al rey a someterse a una prueba de ADN como ella había reclamado, pero el Supremo también desestimó ese recurso en la misma deliberación este miércoles, dijo una fuente judicial.

De esta forma, se cierra el caso. Esta decisión sólo puede ser recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Los tres magistrados que se opusieron al recurso estudian emitir votos particulares.

Tras conocer la decisión, la Casa del Rey reafirmó su "respeto a la independencia del poder judicial".

Ingrid Sartieu reclamaba ser hija del rey Juan Carlos y entre los documentos que había aportado la demandante figuraba una declaración notarial de su madre, Liliane Sartiau, donde refería las relaciones que había mantenido con un hombre español en 1965, en la Costa del Sol (sur), fruto de las cuales habría nacido ella.

Entonces el monarca ya estaba casado con la reina Sofía, con quien contrajo matrimonio en 1962 y tuvo dos hijas y un hijo, el actual rey Felipe VI.

La demanda ahora desestimada fue admitida a trámite por el Supremo al mismo tiempo que el tribunal rechazaba de entrada otra presentada por el español Albert Solá, quien también aseguraba ser hijo del anterior jefe del Estado.

Esta causa se vio en el Tribunal Supremo porque Juan Carlos de Borbón es aforado -solo puede ser juzgado por este tribunal- desde el pasado mes de julio, cuando el Parlamento aprobó la reforma legal para incluirla junto a la reina Sofía, la reina Letizia y la princesa de Asturias.

Juan Carlos subió al trono en 1975, tras morir el dictador Francisco Franco, y tuvo un papel crucial en la transición hacia la democracia del país. Reinó durante 39 años hasta dejar la corona el año pasado a su hijo Felipe , de 47 años, para renovar la imagen de la monarquía, lastrada por varios escándalos.

Su hija menor, Cristina, de 49 años, será juzgada por un presunto caso de fraude fiscal centrado en los negocios de su marido.

El propio Juan Carlos fue centro de muchas críticas en 2012 por participar en una caza de elefantes en Botsuana cuando España se encontraba en el peor momento de su crisis económica.

Agencias EFE y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?