Revés judicial para el Gobierno: Griesa le bloqueó al Citi el pago de bonos argentinos

Consideró que toda deuda emitida por el país en moneda extranjera es "externa" y que el banco, al ser partícipe del proceso de pagos, debe mantenerlos frenados; la entidad ya apeló la medida; siguen los alcances del default
Rafael Mathus Ruiz
(0)
13 de marzo de 2015  

NUEVA YORK.- Una nueva orden con la firma del juez Thomas Griesa le asestó un nuevo y duro revés a la Argentina. El magistrado le prohibió al Citibank realizar los pagos de los bonos en dólares emitidos bajo ley argentina durante los canjes 2005 y 2010.

La decisión, ya apelada anoche por el banco que tiene a su cargo los pagos de la deuda argentina, fue celebrada por los fondos buitre que litigan contra el país.

Es porque confirmó, por ahora, que el "default selectivo" nacido en julio último abarca a todos los papeles colocados en moneda extranjera, más allá de la jurisdicción de emisión, cuando la apuesta era que quede reducido a los vendidos bajo jurisdicción neoyorquina.

De allí que el Citi haya reclamado anoche también una cautelar que suspenda los efectos del fallo, para evitar sumar complicaciones al momento de pagar el próximo servicio del bono Par, a fines de este mes.

Además, la sentencia de ayer seguramente obligará al Gobierno a revisar la estrategia que se había planteado para volver a los mercados. Se quería aprovechar el renovado apetito por los activos argentinos, que surge de la apuesta al próximo recambio presidencial, como venía pregonando el presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, en un intento de lograr aportes reales (y no sólo contables) a las reservas.

Griesa no sólo rechazó el pedido del Citi, respaldado por la Argentina. En una opinión de 14 páginas, reforzó el mandato judicial que le impide al país concretar algunos pagos de la deuda a menos que cancele la sentencia a favor de los demandantes liderados por el fondo buitre NML, con un lenguaje que, aquí, fue leído como una señal de que no habrá alivio alguno para los papeles en moneda extranjera de los canjes.

"Lo que hizo fue ampliar el default a los bonos argentinos que se paguen en el exterior", tradujo el abogado socio del Estudio Garrido, Eugenio Bruno, al explicar los alcances del fallo. "Es una decisión apelable [como ya lo hizo el Citi], pero parece difícil que sea revertida", insistió.

Sus fundamentos

El juez rechazó todos los argumentos del Citi y de la Argentina.

Dijo que la mayoría de los bonos "argentinos" en dólares son deuda externa y no doméstica; que esos títulos fueron ofrecidos en otros países del mundo, como argumentaron los fondos buitre en la última audiencia, y no "exclusivamente" en la Argentina, y que el Citi no es un mero custodio, sino un participante en la cadena de pagos porque "asiste a la República en el cumplimiento de sus obligaciones".

"Si decidiera lo contrario, este tribunal tendría que adoptar una lectura técnica y extremadamente estrecha del término «participantes», una que contradice el claro lenguaje del mandato judicial y la intención de este tribunal al modelar ese mandato", dice la orden que firmó.

La noticia del fallo hizo caer algo más del 3% promedio los bonos en dólares surgidos de los canjes (Par y Discount) emitidos bajo ley argentina. Incluso volteó el impulso alcista que tenía la bolsa porteña, que subía más de 2% y terminó 0,3% abajo.

"La opinión sugiere que el tribunal podría estar dispuesto a ampliar el mandato para cubrir casi cualquier deuda en moneda extranjera, incluso deuda nueva pagadera en la Argentina", interpretó a LA NACION Mark Weidemaier, abogado y profesor de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, lo que explica la reacción en el mercado.

Esa lectura vale, sobre todo, para los bonos bajo legislación inglesa, cuyos pagos intenta liberar un grupo de bonistas europeos. "La retórica del juez se endureció y eso disminuye la probabilidad de que los bonos ingleses queden afuera", apuntó el estratega de emergentes del banco de inversión UBS, Alejo Czerwonko.

El juez no se conmovió ante el argumento del Citi de que sería castigado por la Argentina si no transfiere los fondos a los bonistas. Eso, sostuvo, se debe a que "la República se ha negado a observar" sus sentencias.

Con su decisión, Griesa cerró una discusión que se había abierto en 2013, cuando el Citi comenzó a buscar una aclaración definitiva sobre el alcance del mandato judicial de 2012.

Quienes recibieron con beneplácito la decisión del juez fueron los fondos buitre, en particular por la interpretación amplia que Griesa ensayó respecto de quién es un "participante" en los canales de pago de la Argentina. "El fallo deja en claro que cualquier tercero que intente ayudar a la Argentina en el proceso de pago se encuentra en violación del mandato del tribunal", señaló un vocero de NML, el fondo que lidera la ofensiva judicial contra la Argentina.

Desde Economía miran al banco

"El Gobierno espera que el Citibank cumpla con la ley argentina y realice el pago de los bonos", se limitó a decir a LA NACION una fuente del Ministerio de Economía, pocas horas después de conocido el fallo de Griesa. En esa dependencia aún esperaban la reacción del Citibank, que anoche mismo anunció desde Nueva York que "tomará todas las medidas legales a su alcance para cumplir tanto con dicha decisión como con la legislación argentina". Aludían de ese modo a la apelación ya presentada acompañada de una solicitud para que se suspenda su aplicación mientras se resuelve dicha apelación, tras el fallo de Griesa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.