Los teléfonos con Firefox OS llegan finalmente a la Argentina

Un ZTE Open II con Firefox OS, pantalla de 3,5 pulgadas y chip de doble núcleo
Un ZTE Open II con Firefox OS, pantalla de 3,5 pulgadas y chip de doble núcleo
Movistar presentará hoy el ZTE Open II, el primero en ofrecer esta plataforma para móviles económicos desarrollada por la Fundación Mozilla
Ricardo Sametband
(0)
16 de marzo de 2015  • 08:57

Firefox, la plataforma para smartphones de la Fundación Mozilla, finalmente llegó a la Argentina. Lo hace de la mano de Movistar, su principal promotor, y después de varias idas y venidas que demoraron su disponibilidad en el mercado argentino.

No se trata del navegador clásico (que hace tiempo tiene versiones para celulares), pero está íntimamente relacionado con él.

Firefox OS es un sistema operativo para teléfonos celulares que nació hace unos años para ofrecer una alternativa al Android de Google que tenga un funcionamiento decente en los smartphones más económicos. Es de código abierto, está basado en Linux y usa el motor gráfico del navegador Firefox para dar vida a las aplicaciones que son, en realidad, pequeños sitios Web adaptados a la pantalla del teléfono. Y que funcionan aunque el teléfono no tenga conexión a Internet: la idea de usar HTML5 y JavaScript es abrir el juego de las aplicaciones a los programadores Web.

Para las operadoras, además, constituye una alternativa abierta frente a un Android que ven cada vez más fuera de su control; en Firefox pueden influir sobre su destino, porque pueden incluir en el equipo funciones y modificaciones que no haya contemplado Mozilla, y tiendas de aplicaciones propias que no podían agregar en otras plataformas.

ZTE Open II, el primero

El primer teléfono con Firefox OS en llegar al país es el ZTE Open II: un equipo con una pantalla táctil de 3,5 pulgadas (320 x 480 pixeles), 256 MB de RAM, un chip de doble núcleo a 1,2 GHz y una cámara de 2 megapixeles, además de una ranura para tarjetas microSD, conectividad 3G y Wi-Fi, GPS, Bluetooth y radio FM. La batería es de 1150 mAh. No es, claro, un teléfono de alta gama ni intenta serlo, y el precio sigue esa postura: Movistar lo venderá a 999 pesos para abonos prepagos.

El concepto base de Firefox OS es apuntar a los usuarios noveles, algo que quizá tenía más sentido en 2012 (cuando los primeros Android económicos tenían muy mal hardware) que hoy, en el que hay más alternativas. Aún así el ZTE Open II es más barato -y más modesto- que los campeones del segmento, el Motorola Moto E o el Microsoft Lumia 520/530.

Y la tienda de aplicaciones ( Firefox Marketplace ) debería cubrir las necesidades básicas de la mayoría de los usuarios, con clientes de Facebook y Twitter, los mapas offline Here de Nokia (clave para este tipo de abonos donde los megabytes de datos valen oro), clientes de correo electrónico, algún juego tipo Candy Crush, etcétera. Y el navegador Firefox, por supuesto.

Una ausencia notable es la de Whatsapp, que no tiene aplicación oficial para Firefox OS, lo que ha obligado a la comunidad de desarrolladores a crear aplicaciones alternativas (como hicieron en su momento para el Nokia N9), como OpenWapp o ConectA2, que en teoría permiten conectarse a la red de Whatsapp.

La plataforma dispone hoy de unos 17 modelos de teléfonos (la mayoría como el ZTE, aunque hay equipos mucho más sofisticados, como el teléfono traslúcido de LG) y estará presente este año en 40 países. Y comenzó a operar a mediados de 2013 en España con un teléfono de ZTE para la red de Movistar.

Aunque se extendió a otros dispositivos (desde mini PC hasta televisores inteligentes, pasando por teléfonos con tapita y teclado, que deberíamos ver este año) todavía debe demostrar que tiene algo para aportar sobre Android o Windows Phone más allá de apuntar a un segmento más económico de smartphones, ser (en teoría) más frugal en los requerimientos de hardware y de nacer como un proyecto libre y comunitario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?