Siete alertas del mundo para los candidatos presidenciales

Martín Dinatale
Martín Dinatale LA NACION
¿Habrán tomado nota de algunos hechos mundiales Macri , Massa , Sanz , Carrió , Randazzo o Scioli ? ¿Estarán preparados para afrontar desde la diplomacia los movidos años que se avecinan? ¿Tendrán planes para afrontar frentes externos?
(0)
18 de marzo de 2015  • 01:18

Entre el cabildeo de acuerdos electorales y los efectos mediáticos de campaña, en los últimos días los principales candidatos presidenciales pasaron por alto una interesante seguidilla de hechos internacionales que tendrán un futuro impacto directo en la Argentina.

Algunas de las señales que llegaron del exterior representan todo un mensaje de alerta para los postulantes a suceder a Cristina Kirchner . Hubo avisos desde los países vecinos hasta hechos enviados desde los países centrales o entrelíneas giradas por el Papa Francisco que no parecieron alterar la rutina de los candidatos. Sin embargo, el armado de alianzas y listas es todo el universo de los candidatos.

¿Habrán tomado nota de algunos hechos mundiales Macri , Massa , Sanz , Carrió , Randazzo o Scioli ? ¿Estarán preparados para afrontar desde la diplomacia los movidos años que se avecinan? ¿Tendrán planes para afrontar frentes externos?

Un simple muestreo de lo que ocurrió en los últimos días sirve para señalar las siete alertas que ofreció el mundo y que los candidatos presidenciales deberían observar:

  • 1- La marcha en Brasil. Los millones de brasileros que salieron a las calles de para exigir que renuncie Dilma Rousseff es todo un mensaje para el futuro presidente argentino. La postal muestra que un candidato puede ser votado en enero con el 51% de los votos, como fue la reelección de Rousseff, pero apenas tres meses después puede caer desgracia. Ignorar el flagelo de la corrupción y entrar en crisis económica es un cóctel explosivo que no debería probar el próximo presidente argentino. No sólo esto: la Argentina tiene una dependencia muy fuerte de la economía de Brasil y una debacle de Rousseff podría golpear de lleno al empresariado argentino. Varios economistas coinciden en señalar que la devaluación del Real en Brasil agravará los problemas de competitividad de la producción argentina por tener un tipo de cambio retrasado. Además, hay que tener en cuenta que en 2014 el comercio bilateral con Brasil registró su peor caída desde la crisis de 2009.

  • 2- El efecto Venezuela. La crisis venezolana se agravó en los últimos días y el gobierno argentino sólo tuvo como reacción cerrar filas con la Unasur para culpar a los Estados Unidos de todos los males que acechan al presidente Nicolás Maduro . Pero ello no resuelve la raíz del problema que será definir qué relación planteará el próximo gobierno con Caracas. Es que el comercio bilateral entre ambos países asciende a 1600 millones de dólares, una cifra que contrasta con el intercambio de 149 millones de dólares que existía en 2003, lo que implica un crecimiento de 973% en los últimos años. Del nuevo vínculo que se busque establecer con Caracas dependerán esos negocios.

  • 3- El fantasma de Estados Unidos. El último fallo del juez Griesa ya evidencia las primeras consecuencias sobre el Citibank en la Argentina ya que mantuvo firme el bloqueo del pago de deuda de los bonos en dólares bajo ley local y el banco estadounidense aseguró que saldrá del negocio de custodia de bonos en el país. La irresolución del conflicto con los fondos buitre será una de las mayores piedras en el zapato del próximo presidente. El embajador norteamericano en Buenos Aires Noah Mamet dijo a varios empresarios que con el nuevo gobierno cambiará la agenda de Washington con la Argentina. Pero esto sólo se logrará si hay voluntad, capacidad y eficacia del nuevo jefe del Estado para no caer en "relaciones carnales" o el ánimo beligerante con Estados Unidos.

  • 4- La causa AMIA. Más allá de lo que defina la justicia sobre la denuncia de Alberto Nisman y los avances en la causa AMIA , los vínculos de la Argentina con Israel e Irán quedarán gravemente dañados en el futuro inmediato. Las autoridades de Jerusalén lanzarán mañana nuevas críticas contra la justicia y el gobierno argentino cuando conmemoren el 23° aniversario del atentado a la embajada de Buenos Aires. A su vez, algunos economistas advierten que la disminución de los negocios con Irán por la causa Nisman podría generar problemas en la economía local. Según un estudio de la consultora DNI, las exportaciones argentinas a Irán fueron en 2013 de US$ 1158 millones y en 2014 de US$ 967 millones.

  • 5- El mensaje de Francisco. La semana pasada el Papa habló sobre el avance del narcotráfico en el país aunque también lanzó una clara señal para los candidatos presidenciales : "les sugeriría una plataforma electoral clara, honestidad en la presentación de la propia postura y una campaña electoral de tipo gratuito, no financiada", dijo. Como era de esperar, los candidatos se quedaron en la polémica del narcotráfico, que no es menor por cierto, pero eludieron cualquier debate sobre la solidez de sus promesas electorales o el financiamiento de la campaña.

  • 6- Acuerdos con China. No sólo la UIA, los gremios de la construcción y la oposición cuestionaron los acuerdos sellados por Cristina Kirchner con China ya que habilitan la adjudicación directa de obras y el ingreso de mano de obra china. También Estados Unidos y la Unión Europea deslizaron en forma reservada preocupación por el eventual uso militar de la estación espacial de China en Neuquén. Pero ningún candidato presidencial tomó una definición clara de lo que hará en el futuro con esos polémicos acuerdos comerciales que seguirán en el próximo mandato. Macri envió una carta a la embajada de China alertando que esos acuerdos podrían ser inconstitucionales, pero no dio mayores definiciones.

  • 7- Visitas a embajadas. Tanto Scioli como Macri, Sanz y Massa deambularon en los últimos meses por diferentes embajadas de países centrales llevando algunas señales de tranquilidad y previsibilidad futura. Pero en la mayor parte de los casos sólo escucharon un mismo mensaje de la diplomacia extranjera: cualquiera sea el gobierno que venga el mundo espera que la Argentina modifique de inmediato la política exterior de mano dura y diálogo limitado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?