Suscriptor digital

Mauricio Macri pidió a la Cámara ser sobreseído en el caso de las escuchas

La defensa del jefe de gobierno porteño presentó un escrito para que el tribunal lo desligue de la causa en la que está procesado por presunto espionaje ilegal
(0)
26 de marzo de 2015  • 13:16

Los abogados de Mauricio Macri presentaron hoy un escrito de 20 carillas ante la Cámara Federal para que el tribunal desligue al jefe de gobierno porteño de la causa en la que está procesado por presuntas escuchas telefónicas ilegales que sufrieron víctimas de la AMIA y ex familiares suyos.

Los abogados Alejandro Pérez Chada y Ricardo Rosental insistieron con el sobreseimiento de Macri ante la Sala I de la Cámara, integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler. Argumentaron que tiene "absoluta falta de responsabilidad" en los hechos, según informaron fuentes judiciales a LA NACION.

Aunque estaba prevista una audiencia oral, la defensa de Macri desistió y había adelantado que presentaría un memorial por escrito.

Macri está procesado por las escuchas que denunciaron su ex cuñado, Néstor Leonardo, y el dirigente de familiares de víctimas de la AMIA Sergio Burstein.

El juez federal Sebastián Casanello mandó a juicio oral a todos los acusados en la causa excepto a Macri: entendió que no había pruebas suficientes en su contra. También dispuso realizar medidas de prueba que fueron tramitadas en los últimos meses.

La defensa de Macri pidió a fin de año su sobreseimiento definitivo en la causa por entender que parte de esas medidas de prueba ya se habían hecho y no comprometieron al jefe de gobierno porteño, pero Casanello rechazó el planteo.

Mauricio Macri busca apurar su sobreseimiento antes de que comience de lleno la campaña electoral.

Qué pasó. En marzo del año pasado, el juez Casanello suspendió el avance de la causa contra Macri por presunto espionaje ilegal cuando sostuvo que no había pruebas suficientes como para enviarlo a juicio oral por este caso.

La decisión del juez fue un giro inesperado en el curso del expediente: la Cámara Federal había fallado en contra de Macri y había confirmado su procesamiento.

Según Casanello, el cierre de la instrucción dispuesto por Norberto Oyarbide, el juez anterior de la causa, fue "prematuro" porque no había una "prueba concreta" de que el jefe de gobierno porteño haya ordenado espiar a Leonardo ni a Burstein.

Tampoco estaba demostrado en la causa -afirmó el juez- que Macri haya montado una "asociación ilícita" destinada al espionaje clandestino. Ésos habían sido los dos fundamentos centrales del procesamiento.

En marzo de 2014, Casanello elevó a juicio las acusaciones contra el presunto espía Ciro James; el primer jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios; su sucesor, Osvaldo Chamorro; el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y otros ocho acusados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?